Cuantos recuerdan el artículo titulado «lost souls» espero que al menos uno lo recuerde y con eso sé que habrá valido la pena escribir este.

En el artículo pasado hablábamos de cuando nos encontramos perdidos, cuando no sabemos qué dirección tomar, cuando sentimos que nuestras vidas no van hacia ningún lado y prometí hablar sobre la esperanza.

Comencemos por definir esperanza; según Google la esperanza es un estado de ánimo basado en la expectativa de resultados favorables relacionados a eventos o circunstancia de la propia vida o del mundo.

Tomando en cuenta esta definición y para adentrarnos en el tema, creo que la esperanza aparte de ser un nombre hermoso para una mujer (debo confesar que me mueve un poco la idea de que una persona sea nombrada así, me gusta imaginar que esa persona tiene una mínima idea de todo lo que significa su nombre), es una virtud, un don y que va completamente ligada a la fé.

Que es la fé? Para mí es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve.

Por lo tanto consideró válido que antes de tener fe y esperanza tengamos un poco de temor, de miedo, de inseguridad o incertidumbre. Cuantos de nosotros no le hemos tenido miedo al futuro? A la enfermedad? A la pérdida? A la muerte? Si ustedes no lo han sentido créanme que los envidio y los admiro.

Pero si son seres comunes y ordinarios como yo y alguna ves en su vida han tenido ese tipo de miedos me gustaría que recordarán conmigo algún capítulo de su pasado, quizá cuando estaban a punto de elegir una carrera, un trabajo, una pareja o hasta la ropa que usarán para esa gran noche, al momento de tomar una decisión (yo creo que no hay decisión pequeña o grande una decisión es una decisión así sea elegir el color de tus zapatos, que vas a comer hoy o con quién te vas a casar y cuantos hijos vas a tener) estoy segura que la incertidumbre llego a sus mentes, cuantos de nosotros nos hemos visto en el piso y cuantos nos hemos levantado, y mejor aún cuantas veces lo hemos hecho? Que fue lo que nos hizo levantarnos? Lo que nos hizo crecer y salir adelante?

La esperanza!!

La esperanza de pensar que la próxima ves lo haremos mejor, que será diferente, que las cosas cambiaran. Y todo esto pasa porque creímos, creímos que podríamos, que Dios nos ayudaría, que la gente nos apoyaría, simplemente creímos que las cosas y las situaciones serían mejores.

Me gustaría compartirles un poco lo que me hace sentir, en la piel, en el corazón, lo que me hace imaginar que pasaría si la gente perdiera la esperanza en ellos mismos? Y qué pasaría si ante cada problema en lugar de derribarnos no detenemos a pensar por un segundo en esta palabra «ESPERANZA».

La esperanza es como el wi-fi, no puedes verlo pero sabes que existe!


Me encantaría imaginar que la próxima ves que estés atravesando por un momento de angustia se va a venir a tu mente la palabra más nombrada en este artículo, la Esperanza.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.