El Oro…puede volver a Brillar…¡Pronto!

13–03–2015

Si le pregunto a cualquier inversor en dónde refugiar sus ahorros hoy en día me dirá sin dudas en el Dólar o en Bonos del Tesoro de Estados Unidos. Pero, si le pregunto nuevamente a un inversor que ya se encuentra en posesión de esos activos, dónde refugiarse, pensará un momento y aparecerá entre sus alternativas sin duda el sector inmobiliario, la Libra Esterlina, el Yen en menor medida y el ORO y la PLATA. Entre esas alternativas, la herida que dejó el sector inmobiliario en Estados Unidos dejó grandes cicatrices, en el Forex actual, la Libra Esterlina y el Yen tienen fundamentos económicos débiles. A continuación observaremos algunos datos:

  • Evaluemos un momento al Oro, el siguiente es uno de los ETF del Oro, GLD:

El oro lleva perdido desde su máximo alrededor del 36% de su valor (desde mediados de 2011).

  • La demanda de Oro por parte de China ha ido en aumento, drenando el oro-metal desde Estados Unidos y Suiza, esté último como puerto de salida de las reservas de Europa. Algunos gráficos que demuestran como ha aumentado sus compras Hong Kong, resaltando su voracidad a precios bajos del Oro:

Observe cómo ha sido la situación por el contrario en Estados Unidos hasta 2013:

  • Mientras que los precios del Oro (GLD) han descendido, y al unísono el metal-oro está siendo embarcado hacia China, el Stock monetario de Dólares presenta la siguiente evolución:
El Stock Monetario Subió 40% desde 2010 a esta parte.
  • El GDP (deflacionado) en Estados Unidos en el mismo período (2010 al presente) subió un 8% aproximadamente.
  • La apreciación del Dólar continuará durante el 2015, considerando además que durante este año la FED debe resolver ya comenzar un proceso de alza de tasas de interés.
  • Los costos de extracción, refinamiento y producción de oro, como así también de transporte han descendido durante el último año como consecuencia de un abaratamiento del Petróleo.
  • Se estima que la industria no aumentará significativamente su demanda de oro y plata, pero no así de platino y paladio, observándose un escenario donde éstos últimos pueden valorizarse. Tengamos en cuenta que la Economía global a excepción de EEUU se encuentra en un proceso de transición recesivo.

Conclusiones

La valorización del oro está atada a distintos fundamentos: su uso industrial (en declive producto de la aparición de nuevos materiales con mejores cualidades), su reserva de valor (como sustento fidedigno del valor de los activos expresados monetariamente tanto para privados como Tesoros Estatales) y como fondo de cobertura (ante desequilibrios financieros de orden mundial).

Los primeros dos fundamentos, junto con el descenso de los costos de producción, fortalecen la tendencia a la baja en el mediano y largo plazo de este metal.

Sin embargo, es la cobertura la que nos invita a pensar en un ajuste de corto plazo y en nuevos niveles naturales del precio del oro en el mercado internacional. Por un lado, Europa transitando un fuerte debilitamiento de su economía y una perspectiva de por lo menos un lustro para reorganizar nuevamente la Eurozona. Del otro lado del Océano, Estados Unidos, con una emisión monetaria muy por encima de los requerimientos de flujo normales de cualquier economía con un GDP deflacionado del 8% aprox. y aprovechando el contexto internacional para fortalecer al Dólar sin respaldo real aparente más que el consumo contemporáneo y rápidamente extingible. Y finalmente, China, como un imán que atrae todo oro físico que anda dando vueltas por el globo. Es necesario repensar un escenario en donde:

  • China ajuste sus reservas de Oro y Dólar e intente participar en el mercado internacional para revalorizar la primera, lograr mayor independencia financiera (no neceriamente comercial con EEUU) y fortalecer en consecuencia su moneda.
  • Los inversores y los estados con reservas en Dólares ajusten sus tenencias ante un encarecimiento del mismo (al elevarse las tasas de interés) y frente a una conclusión lógica de la superabundancia de U$s sin respaldo a nivel internacional (considerando además que el comercio internacional no demandará nuevos dólares puesto que el escenario invita a sostener el estado de cosas actual).
  • Las empresas estadounidenses con superabundancia de dólares apliquen en el desarrollo de proyectos de inversión que reduzcan el caudal financiero con el que operan actualmente los principales bancos estadounidenses.
  • Los Estados de Oriente productores de petróleo continúen su combate con los extractores por sistema fraking, pero a precios que aseguren cubrir sus costos de producción a mediano plazo.
  • Es fundamental entonces evaluar un escenario en el corto plazo donde el Oro adquiera mayor volatilidad para luego poder definir entonces si existe la fuerza intrínseca necesaria en su mercado para operar un cambio de tendencia. Sin volatilidad, permaneceremos en un estado de rango durante el resto del 2015.