Masculinidades. Un campo de sujeciones impuras
El Loco Rodríguez
111

La pesadumbre del hombre actual proviene de no encontrar propósitos de carácter vincular con los demás. Es precisamente el feminismo el que ha impulsado la creación de un sujeto absolutamente auto-regulado, temeroso de la violencia que involucra relacionarse con un otro, que alucina represiones y conflictos por todas partes donde lo que todos necesitamos, en realidad, es represiones y conflictos, para recrearnos en el acto de superarlos. La obsesión con la liberación de toda marca, de toda apuesta (ya sea sentimental como política) es lo que causa a esos hombres sin futuro, que se quieren matar. En algún lugar del camino, sus buenas intenciones nos llevaron a esta catástrofe vital, que poco tiene de sanitaria.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.