El grupo Sonora Percusión ensaya en L’Escorxador desde su creación

La agrupación ilicitana nació en febrero de 2017 y a pesar de su reciente creación cuenta con un grupo nutrido de percusionistas

El grupo Sonora Percusión está compuesto por 15 personas. La heteregoneidad de esta formación tanto de género como de edad es su signo de identidad. De izquierda a derecha: Mar, Luis, Nieves, Fernando y Lupe.
La formación elegida para los ensayos va desde las timbas (José y Manu) y tambores más pequeños, cajas y repiques, que se sitúan en la primera parte y los más grandes, denominados surdos, con Marina a la derecha.
Alberto Molina (Rasta) es el creador de Sonora Percusión y aunque el grupo se ha formado en febrero, tiene una amplia experiencia en la percusión con un bagaje de más de 16 años dedicado a este mundo.
El uso de rodilleras es común entre los percusionistas para evitar tanto el roce de los instrumentos como la vibración que producen. También es habitual el uso de tapones en los oídos ante el enorme ruido.
La timba es un instrumento de percusión de origen brasileño que se toca únicamente con las manos. Es alargado, desde la cintura hasta los tobillos. En Sonora golpean las timbas: Paquillo, Irene, Sole, José y Manu.
Alberto Molina (Rasta) también participa de los temas interpretados tocando la caja (tambor pequeño) y marcando el ritmo de los mismos a las dos cajas que tocan tanto Lupe como David.
Alberto (Rasta) dirige los ritmos a los distintos instrumentos de percusión con los que cuenta el grupo: Timbas, cajas, repikes, repekenikes y surdos de varios tipos. A la derecha junto a Mar está Tere, que golpean los surdos.