Disney y el arte del servicio al cliente

¿Quién no ama todo sobre Disney? Ya seas un niño de 5 años o un señor de 55 años, Disney siempre será algo que llama la atención. Walt Disney Company es una empresa que tiene películas, programas de TV, programas de Radio, hoteles, parques temáticos y magia, mucha magia. Es una de las empresas más reconocidas a nivel mundial y esto la hace convertirse en una empresa fuerte, con “high standards” para aquellos que quieran competir contra ella. Esto es algo que no se los recomiendo porque a Disney no se le puede ganar.

Mientras leía el libro de Disney y el arte del servicio al cliente, se me vinieron muchos recuerdos de cuando yo fui a Walt Disney World cuando tenía 9 años. Uno de los mejores viajes de mi vida. Si tienen la oportunidad de visitar este lugar, háganlo, no se arrepentirán ya que les aseguro que será una de las mejores experiencias de su vida no importa la edad que tengan. Disney es reconocido por crear felicidad a todos sus invitados (clientes) sin importar la edad que tengan.

Esta compañía que es Disney esta conformado por miles de repartos (empleados) que son educados antes de empezar a realizar su papel (trabajo). Existen muchísimas normas y reglas que los empleados se tienen que aprender antes de comenzar a trabajar en esta empresa. Por ejemplo, si van a dar indicaciones sobre algún lugar, no pueden señalar usando un solo dedo, tienen que usar dos dedos o más para realizar dicho movimiento debido a que en algunas culturas es de mala educación señalar con un dedo.

La calidad del servicio al cliente lo es todo para Disney. Su meta es: satisfacer al cliente. Las personas que visitan Disney están garantizadas de que van a tener la mejor experiencia de su vida debido a que Disney trabaja para eso. Todo el reparto de Disney esta especialmente preparada para dar lo mejor de sí y hacer que los invitados siempre estén felices y satisfechos con su visita. Siempre tienen que estar al pendiente de si necesitan ayuda incluso para tomar una foto familiar o si no recuerdan en donde dejaron estacionado el carro, siempre habrá alguien de personal para ayudarlo. Esto es lo que hace a Disney único y un lugar mágico. Es como si al entrar a las puertas de Walt Disney World Resort se entrara a otro mundo totalmente diferente y las personas se olvidan de sus problemas para así poder disfrutar del momento y de la diversión.

Walt Disney, el creador de este mundo mágico tuvo una gran visión que con su esfuerzo y dedicación la pudo lograr. Gracias a él, miles y miles de niños e incluso adultos en el mundo tienen la oportunidad de conocer la magia de Disney ya sea con sus películas o visitando uno de sus parques de diversión. Dicen que Walt era un señor adulto con mente de niño y no me cabe duda de que así lo fue. Su creatividad y la forma de ver el mundo era extraordinaria y muy diferente a la de una persona normal. Pero esto no lo hace anormal, sino al contrario lo hace una persona especial y de admirar. Yo, como testigo de que visité Disney y de una persona que creció con las películas de las princesas de Disney le doy las gracias porque gracias a él tuve una infancia que ahora ya no se podrá tener. Los niños de ahora ya no sabrán lo que es ver una película animada de dibujo (no como las de Pixar) en la que la protagonista era una princesa y que se estrenaba casi que una al año. Para mí eso era algo que esperaba con ansias.

Espero y ustedes también compartan conmigo las experiencias que Walt Disney nos ha dado la oportunidad de vivir. Tenemos que reconocer que si no fuera por el tipo de calidad de servicio que ofrece, esa compañía no sería lo que es ahora.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.