Greta Gerwig debuta como directora en `Lady Bird´

Greta Gerwig, la Meryl Streep del movimiento Mumblecore según New York Obvserver, estrenó su primera película como directora en el Festival de Cine Telluride. La cinta fue aclamada por la audiencia este fin de semana y su próxima parada será en el Festival de Toronto.

Lady Bird es sobre una estudiante de secundario, muy rebelde, que quiere escaparse del pueblo en el que vive para ir a estudiar a Nueva York. Tiene una complicada relación con su madre y sólo quiere ser ella misma, sin importar lo que su entorno diga o piense. La historia toca de cerca la vida de Gerwig, quien al igual que su personaje creció en Sacramento, asistió a una escuela católica y dejó todo para irse a la Gran Manzana.

El elenco está conformado por Saoirse Ronan (nominada dos veces al Oscar), Laurie Metcalf, Tracy Letts, Lucas Hedges, Timothée Chalamet, Beanie Feldstein, Stephen McKinley Henderson y Lois Smith.

La actriz, y ahora directora, se hizo conocida por su participación en películas pertenecientes al movimiento Mumblecore de la mano del director y pareja Noah Baumbach. Juntos son excepcionales y recrean a la perfección el núcleo del género, que se basa en mostrar las dificultades de encontrar un lugar en el mundo cuando se tiene veinti tantos.

Una de sus películas más reconocidas es Frances Ha(2012)dirigida por Baumbach y con guión de ambos. Es de esas historias que permiten reflexión porque logran traspasar esos 95 minutos y dejarte pensando.

Frances es todo lo que sentimos cuando corremos detrás del reloj que nos imponen. Porque cundo terminamos la universidad creemos que vamos a tener todo resuelto. Que el título nos traerá éxito en nuestras carreras y la madurez necesaria para afrontar nuestra vida. Los treinta se acercan y nos quedan unos pocos años para organizar y lograr todo lo que nos falta: pareja, trabajo, éxito laboral, hogar, viajes, hijos.Y cuando nada de eso pasa, nos sentimos solos, perdedores, raros por no alcanzar lo que el resto si, lo que la familia nos reclama, lo que la sociedad nos impone.

Así es este personaje al que Gerwig interpreta de manera excepcional. Una neoyorquina, que a los 27 años, decide cumplir su sueño de ser bailarina. Vive despreocupada y comparte departamento con su mejor amiga, pero cuando ella la deja para mudarse con su novio, su mundo se desmorona y comienza a replantearse el rumbo de su vida.