Indepedencia en un Cajón

5 de julio, firma del acta de la Indepedencia, de un momento histórico donde el pueblo venezolano gana garantías para ser autónomo, para no ser cercado ni limitado bajo ciertos estatutos. Cientos de años después, un cajón de metal replica un discurso frente a un acto militar, exhiben armas con orgullo, aseguran que todo acto de violencia está por fuera de su sistema, hacen una cuña para la Constituyente y el público aplaude, se preguntan si llegarán a cajas al final del día o si habrá almuerzo gratis, algunos se aferran a que es un sacrificio para no perder su único sustento.

Menos civiles, más Orwell

En simultáneo asaltan la Asamblea Nacional, un espacio democrático que apenas tiene validez en medio de la barbarie, a primeras horas de la mañana el vicepresidente y otros funcionarios del chavismo irrumpen y se toman fotos en el hemiciclo, lo toman como una respuesta simbólica y un trolleo ante la falta de apoyo.

Horas después, denuncian que grupos armados del chavismo asedian la AN, gritan consignas repetidas a lo Orwell, de un momento a otro la presión aumenta, la Guardia permite que los grupos entren a la AN, la sangre impregna los muros del Hemiciclo, 12 personas resultan heridas, 5 de ellos diputados, el malandreo institicional se impone. Queda registrado el asalto, impune y sin consecuencias. Tal como cuando atacan a cualquier civil.

La cadena continúa, repiten otro discurso que nadie valora, los militares se imponen ante lo civil, ante las calles desiertas por el miedo, colapsadas por las colas de desesperación por conseguir algo de comer. Allanan de nuevo en El Paraíso, el modus operandi se repite de nuevo, disparan a los apartamentos, se desbloquean niveles del miedo.

Ellos aseguran que ganarán a final de mes, que la ANC reescribirá la historia, que corregirá cualquier problema, pero si aun queda país pensante para aquel entonces, lo exterminarán, de hambre, enfermedades, inseguridad o represión, si no repites hay tabla.

Toda indepedencia es relativa a una consigna, a repetir un presunto ideal frente a conveniencia o beneficio a futuro.

¿Sobrevivirá el ciudadano?

@Chdnk

Like what you read? Give Daniel Klíe a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.