El momento ha llegado mi fiel amigo, se acerca la noche y el drama florece en nosotros, dignos de momentos fríamente calculados en un sin fin de desafíos afrontados, en mi fluye la desgracia y me hundo en el valor que escondo, ese minúsculo aliento de esperanza es ya lo único que me queda, el momento florece compañero y empaña nuestras almas y estremece mi más profundo ser, en mí no quedan dudas, no quedan detalles en el mar, no quedan situaciones.

Pero como afrontar esto que me consume, una parte de mi muere y se hunde, una parte de mí no termina de comprender, solo me queda alinear mis pensamientos con mi valor, soy digno de corazonadas que se encuentran en cada esquina, la tristeza corrompe mi orgullo y mis pasiones, la niebla empieza a llegar y cubre nuestros corazones como espigas frías en el camino.

Amigo mío me conmueves, te llevo en el pensamiento junto a flautas infinitas de aspiraciones, me comprometo a nunca cuestionar el valor, alcanzar el libre sentimiento y emerger de ti, de tu fama voraz de tus sueños por alcanzar y de tu infinita bondad.

Alcanzando el fin de una tarea con la más mínima de las importancias, seré fuerte, compruebo en tus pasos, entrando en un sin fin de sentidos, cada movimiento aspira el más allá de las cuestiones de la vida y sus acciones, la llegada es inminente, tu llegada pasa rosando libremente el suelo y en ti libras una batalla de pensamientos que afrontar, puede que sea mi indudable realización de que estará todo debidamente calculado y que somos grandes, somos titanes de afrontar la incertidumbre y de adueñarnos de pensamientos.

Compruebo fielmente tu cercanía a mi desgracia, tengo la voraz imitación de un niño comprometido en una tarea, no quiero escuchar, frecuento en un mundo infinito de formas y de escazas palabras, solo queda algo por triunfar, palmadas llegan y palmadas evaden. Cada una llega sin esperarse sintiendo aún más el sin fin de colores en una vida, compruebo una y otra vez el infinito aprecio y bondad que emergen de nosotros, ese granito que guardamos para ocasiones especiales sale y deslumbra su virtud limpia y desordenada para solo establecer que lo que hacemos es para bien, alcanzaremos la gloria fiel compañero una y otra vez en interminables circunstancias seremos capaces de evadir y de implorar fortuna e incuestionable certeza.

Seguiremos latiendo como el corazón sano lleno de caricias en una mañana sin sol, comprobemos una y otra vez de que estamos sembrando las más grandes aspiraciones que un hombre puede alcanzar, palmadas y palmadas nos llenan de consideración, todo estará bien fiel amigo, todo estará bien, da la vuelta y clava tu espada en el destino, lleva contigo mi fuerza y mis esperanzas, fortalece tu ser y sobre todas las cosas nunca veas a tu espalda mientras el futuro pasa conduciendo en tu horizonte.