¿Qué te pasa Fargo?

Donal Draper y su elegancia badass

Cuando ‘Breaking Bad’ terminó, pensé que tardaría mucho tiempo en ver algo de ese calibre en la televisión. Pero mientras me pasaba la resaca de todo lo que Walter White dejó como parte de la cultura pop, otras series como ese punto ‘geek’ en el universo llamado ‘Game of Thrones’ hacían muy bien en poner la mente otras cosas y saber que siempre habrá muchas cosas fantásticas por ver.

En el medio, me puse a darle un repaso a ‘Mad Men’ y bueno: ¡Madres!. “No puede ser que exista algo así” (¡Ajá pinche cerebro!, eso mismo le dijiste a BrBa, snif :( …). A la par, pensaba en que esa serie le puso unas cuantas merecidas madrizas a BrBa lo cual habla del calibre de MM. Y dos de las mejores cosas hechas en la historia de la televisión, estuvieron codo a codo transmitiéndose y por la misma cadena televisiva en Estado Unidos.

A pesar de que las tramas pareciera no se unen por ningún extremo, sus dos protagonistas (Walter White en BrBa, Donald Draper en MM) son unos weyes francamente desgraciados, unos tipos que tienen problemas con el mundo y que joden a una buena parte de los que los rodean, por un egoísmo que ellos creen justificable; son tipos en una espiral de autodestrucción severa y que a pesar de lo mal que se portan les terminas por dar todo el cariño de tu vida y porque los malos (los que guardan algo de humanidad en sus espíritus y no psicópatas mal nacidos) también tienen sentimientos.

Mr. B A D A S S

Las dos series están escritas impecablemente, las dos tienen excelentes elencos, la ambientación (una en el mundo de la venta de metanfetaminas en Nuevo Mexico, la otra sobre publicistas de los años 60’s y principio de los 70’s entre N.Y. y Cali, puro y bello arte), las dos te hacen amarlas y sin embargo, hay gente que las mira como dos gruesas lápidas de aburrimiento (sí, el mundo es una cosa bien pinche rara). Y entonces, Mad Men también se acabó. Se acabó magníficamente y le dio fin a Draper (si no han visto ninguna de las dos, yo creo que no sé qué han hecho, pero están a tiempo). Entonces pues ahora sí, vamos a tomarnos unos buenos meses para vol(ver) a algo de esa hechura… y de repente: ‘Fargo’.

Fargo, yo te amo ❤.

¡Maldita sea con ‘Fargo’!. ‘Fargo’, está inspirada en la película homónima de los hermanos Coen de 1996; la cual es una película noir con un merecido reconocimiento (si no la han visto, es por donde debes de empezar según yo, para entrar al mundo ‘Fargo’ de la serie) que habla sobre asesinatos un tanto misteriosos, que llevará una buena dosis de suspenso y ‘ultra-violence’ (gracias Burgess).

La temporada uno de la serie, versa sobre con un tipo demasiado malora (Lorne Malvo, interpretado magníficamente por Billy Bob Thornton) será el encargado de poner de cabeza a todo un pueblo de Minnesota, junto a un tipo bastante frustrado y retratado como un perdedor (Lester Nygaard, interpretado por Martin Freeman) ligado a la muerte de su esposa. Todo bien con la temporada uno, un material bien logrado, lleno de referencias y guiños a la película de los Coen.

Sin embargo, por lo que ‘Fargo’ en su temporada dos debe ser algo que llame la atención es por la brutalidad con la que la crítica la ha aclamado; para muestra estas comparaciones (no podemos odiar las comparaciones) entre BrBa, MM y Frg (cada una en la temporada dos). En Rotten Tomatoes:

Y en Metacritic:

¡Qué chingón!. La verdad es que ‘Fargo’ en su segunda temporada lo tiene bien merecido, es una obra maestra; es cruda, tiene diálogos bien armados, las actuaciones son perfectas y hasta me dieron ganas de escribir sobre ella. Hasta ahora no he podido discutir mucho sobre esta serie con alguien, porque tiene una semana que me la ‘binge watcheé’ (disculpen el uso de la palabreja), pero quiero hablar mucho sobre todo lo que pasa en Fargo y lo que vendrá para su tercera temporada. What time to be alive!. Y si no me creen y no se animan, vean este ‘opening’ de uno de los capítulos (¡Claro! sin spoilers, porque ya sabemos que el infierno tiene un lugar reservado para esos que tiran spoilers por joder).

¡Jethro Tull lo hace una vez más!. Así que vayan y disfruten Fargo, aseguro que la van a pasar poca madre y porque está lindo que haya gente buscando cambiar al mundo de distintas maneras. Dicen que la vida no es justa, pero creo también que siempre hay que buscar que lo sea. Y una de esa maneras, es disfrutando de los buenos detalles que ocurren en ella.

P.S. ¡Felices fiestas a todos, amigos!. Beban, abracen, besen, coman y disfruten como se lo merecen.

Like what you read? Give Daniel Torres a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.