Nuevo Impuesto a la Riqueza

Todas las personas que posean un patrimonio igual o mayor a los 1.000 millones, deberán contribuir al nuevo impuesto aprobado por el Ministerio de Hacienda y la DIAN, el pago ha afectado a más de 84.000 personas.

A lo largo de los años, Colombia se ha caracterizado por generar diferentes tipos de impuestos, los cuales se dividen entre Nacionales y Regionales. Para una población de 48284652 habitantes, el 1,5% de éste número posee el 35% de todos los ingresos que se generan en el país.

De acuerdo a la estadística generada por del Departamento Administrativo Nacional de estadística (DANE) junto con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), el 29,3% de toda la población durante el 2013 y 2014 presentó condiciones de pobreza extrema. A pesar de las cifras que se han

generado en los últimos años, en donde se asegura que dichos niveles de pobreza han disminuido, hoy por hoy las desigualdades no parecen disminuir notablemente. Cada año vemos cómo habitantes de estratos más bajos comparados con los más altos, pareciera que vivieran en países completamente diferentes, en donde las condiciones de vida y la calidad de las mismas son extremas.

En departamentos como el Magdalena, específicamente en Santa Marta y la Guajira, son muy pocos los que conocen las condiciones en las que los habitantes con menos recursos viven sin la totalidad de servicios básicos como el agua. En los últimos años, durante cada “temporada”, a los samarios se les ha recortado el agua para poder brindársela a los turistas.

Por otro lado, también está el otro lado de la moneda. Los grandes cifras de los impuestos, junto con el aumento anual de los mismos, parecen nunca terminar. Para algunas personas que pertenecen a ese 1,5 por ciento de la población que cuenta con el 35 por ciento de la riqueza del país; afirma que pareciese casi un castigo tener determinados recursos en Colombia, tal y como lo afirma el actual Gerente de IPAC S.A.

El 23 de diciembre del 2014, comenzó a regir el artículo 292–2 al estatuto tributario. La propuesta generada por el Ministro de Hacienda del actual gobierno, Mauricio Cárdenas, junto con el Director de la DIAN, Santiago Rojas, buscó que todas aquellas personas entre Jurídicas, Naturales, de Sociedades de Hecho y de Sucesiones Ilíquidas; que para el primero de enero del presente año, generaran un patrimonio libre mayor o igual a los mil millones de pesos debían pagar dicho impuesto con el fin de contribuir y hacer crecer la economía del país.

El impuesto que ha afectado a más de ochenta y cuatro mil personas; 52,075 personas naturales y 32,072 jurídicas, busca recaudar 4,8 billones de pesos durante apenas el 2015. El impuesto que irá hasta el año 2018 busca generar una suma total de 124 billones de pesos, en donde empresas petroleras han sido las más afectadas.

Han sido varias las controversias que se han formado alrededor de éste impuesto, mientras la cúpula administrativa celebra el impuesto como una manera de financiar la paz, la educación y la equidad; varios empresarios generan una crítica al gobierno al sostener que éste impuesto no sólo afecta a los empresarios sino a los trabajadores. Ya han sido varias las empresas que han cerrado en los últimos meses, junto con un gran recorte de personal que se han realizado con el fin de equilibrar el alto impuesto con las ganancias de las mismas. Varios empresarios han buscado no pasar de ciertas ganancias durante los próximos años con el fin de no tener que generar un mayor impuesto.

Por otro lado, la DIAN hace un llamado a aquellas personas que deben pagar el Impuesto a la Riqueza, con el fin de que cumplan con la ley, ya que de lo contrario no sólo se recibirá una sanción, sino que además, aquellos que evadan la ley recibirán una condena mínima de cuatro años en prisión.

El impuesto además no sólo lo deberán acatar aquellos que cumplan con las condiciones anteriormente mencionados, generar un patrimonio igual o mayor a los mil millones de pesos, sino además aquellos que posean activos en el exterior por encima de los 3,9 millones de dólares deberán realizar el pago y cumplir con la nueva ley.

La DIAN además asegura que la postura en contra, que hace referencia a un posible estancamiento a la economía del país, por parte de los empresarios no es justificada y que el crecimiento económico colombiano no se definirá gracias al surgimiento de más empresas, es decir, los empresarios sí tendrán en cuenta éste factor, más no por esto dejarán de invertir en el país y/o dejar de generar recursos.

En Colombia hay casos como el de Maribel, una mujer de 31 años quien dejó su ciudad natal, Tumaco, con el fin de obtener mejores condiciones de vida. A pesar de llevar tres años en la ciudad capitalina, afirma que su situación no ha cambiado. Mujeres como ella están de acuerdo con el nuevo impuesto a la riqueza, al que considerarla una esperanza, de volver a sus pueblos con una vida digna.