Buen artículo.
Bruno Gutierrez
11

Gracias.

La causa de los celos que veo menos mencionada en la bibliografía de amor libre es que somos producidos en el mundo de la propiedad privada. En ese mundo somos lo que “tenemos”. Si ese algo ya no es “mío” sea porque lo “pierdo” o porque lo “comparto” con alguien más, entonces “valgo” menos. El lenguaje coloquial sobre las relaciones está plagado de expresiones propias de cosas que se poseen.

Si el amor es subordinado a la apropiación privada también es subordinado a una economía de la escasez, donde no hay amor suficiente para todos y por lo tanto tenemos que lograr apropiarnos de nuestra parte y conservarla, sino no las quitarán. Si tengo miedo de que no me quieran, entonces cuando encuentre a alguien que me quiera intentaré retenerle...

No veo salida individual a esto, solo colectiva. Únicamente en comunidades/redes afectivas donde cada individuo quiera y sea querido por muchos otros, se podría eliminar este miedo a quedarse sin una “cuota” de afecto y por lo tanto andar “celando”.