Al otro lado del muro invisible

Diseño más allá de nuestro ecosistema

Airbnb rebranding | Designstudio

Me encuentro constantemente contrastando dos visiones del diseño situadas en planos temporales increíblemente distantes. Por un lado se encuentra la visión generalizada que se tiene del diseño en mi entorno y que pertenece, desde mi punto de vista, a un plano temporal propio de, al menos, una o dos décadas atrás. Y por otro una visión del diseño situada en el ahora, con un pie en el después, propia de ciertos ecosistemas, en otros territorios y donde un proceso evolutivo particular, acelerado por la tecnología y ciertas capacidades individuales, ha ido generando una situación para el diseño de verdadera relevancia e impacto.

Este tipo de contraste se encuentra en cada momento del día ya sea en el trabajo con clientes, recorriendo el espacio urbano, durante una conversación con amigos o interactúando online tras compartir un pensamiento, una charla o un punto de vista. Comparas impresiones, mostrando lo que está sucediendo en los ecosistemas del ahora y sucede que otros te miran como si hubieses mencionado algo totalmente fuera de lugar, se sienten confusos o simplemente recibes un gesto de indiferencia. Y esto es algo muy revelador ya que nos dice que realmente estamos invadidos por la influencia de una línea de pensamiento que domina nuestro juicio. Basta imaginar la cara de estupefacción que tendría un agricultor medieval si de repente se le aparece un agricultor contemporaneo. Por mucho que se trate de la misma profesión, ambos corresponden a dos planos temporales y de pensamiento totalmente diferentes.

Entonces cabe preguntarse: ¿qué sucede ahí afuera que es tan especial?

El diseño ha ido perfilando en otros territorios una nueva misión: ayudar a cambiar el mundo para mejor. No es una tarea nueva para esta disciplina y es algo que marcas tan icónicas como IBM, Braun, Muji, entre muchas otras, han reconocido y hecho florecer desde hace décadas. Uno de los aspectos que cuesta entender aquí es que el ahora no es algo que sea posible impostar o generar en dos días. No es tan simple.

Adam Polselli, Rasmus Andersson, Morgan Knutson y Ryan Putnam en Dropbox

Un ahora se construye poco a poco. Hay que verlo como una estructura que debe ser elevada con sentido común y con tacto, con el objetivo de mantenerla firme y sólida. En nuestro entorno pretendemos generar un sentido de modernidad como el que pretende generar un ecosistema en un terrario: es limitado, es artificial y no es capaz trascender sus límites de cristal. Es una visión atractiva pero fugaz y débil, incapaz de generar futuro por sí misma.

The value, and specially the legislation of design will be, in the future, measured more in terms of how it can enable us to survive … on this planet.
Dieter Rams

La vida en la periferia del ahora

En estos días una gran compañía nacional lanzaba un nuevo servicio de asistencia, destinado a servir de facilitador de información a clientes en cuestiones tanto comerciales como técnicas. Las imágenes del evento de presentación traducían una visión desoladora, propias de una presentación de producto de los 90. La idea era difusa y poco clara en sus objetivos y utilidad. Era complicado encontrar un site que centralizara toda la información sobre la iniciativa y cualquiera interesado en profundizar tendría que verse obligado a peregrinar por blogs satélite (girando entorno a un planeta que no existe) o medios de comunicación que básicamente replicaban diferentes versiones de una nota de prensa. En los ecosistemas del ahora es impesable lanzar un producto de esta manera, sin empezar por definir una idea clara de por qué ese producto debe existir en el mundo, sin una hoja de ruta clara de lanzamiento y posicionamiento que haga entender su misión y, fundamentalmente, con una orientación clara en base a las personas a las que afectará. Sin mencionar esta compañía por cuestiones de decoro, sí es justo dejar claro que se trata de una compañía con recursos y medios suficientes como para desarrollar un enfoque de diseño de experiencia y de producto propia de un ecosistema del ahora. Estoy seguro que este tipo de propuestas tendrán un efecto negativo en la compañía tarde o temprano, sin embargo, en nuestro ecosistema el suelo no se agrieta bajo nuestros pies. Si bien existe islas en nuestro ecosistema que se desmarcan de este tipo de procesos tóxicos y se acercan más a ecosistema del ahora, el estado general del diseño aquí se manifiesta encerrado en dinámicas tremendamente dañinas.

¿Realmente estamos tan lejos?

Uno también puede llegar a creer que el diseño allá afuera se encuentra en una fase prematura de desarrollo. Nada más lejos de la realidad. El diseño ha madurado tremendamente durante décadas, alimentado por el progreso tecnológico y el efecto de este en cuestiones de formación e inversión en ideas. El diseño se está situando en la toma de decisiones en casi cada aspecto y fase de desarrollo de un producto, experiencia o iniciativa. Durante la legislación Obama, un grupo de profesionales del diseño, ayudó a perfilar una estructura complejísima de servicios públicos que ayudaban a facilitar el acceso de los ciudadanos a servicios de salud, papeleo administrativo, ayudas y programas. Ahora pensemos en como es nuestra experiencia cuando tenemos que relacionarnos aquí con este tipo de plataformas. Desgraciadamente el programa en Estados Unidos se ve ahora amenazado por el cambio de presidencia y es posible que no tengamos la oportunidad de presenciar su verdadero impacto en el mundo a largo plazo. Pero sí podemos seguir observando como lo hacen propuestas similares en marcha en otros países. Analizando este tipo de propuestas podemos ser testigos del abismo que tenemos frente a nosotros. Proyectos similares se abordan aquí, en muchos casos, por medio de compañías que no tienen un equipo de diseño definido, por no hablar que sí lo tienen no se basan, ni de lejos, en premisas similares a estas:

  1. Start with user needs
  2. Do less
  3. Design with data
  4. Do the hard work to make it simple
  5. Iterate. Then iterate again
  6. This is for everyone
  7. Understand context
  8. Build digital services, not websites
  9. Be consistent, not uniform
  10. Make things open: it makes things better

Fuente: www.gov.uk/design-principles

UK Government Digital Service

Este tipo de comparaciones manifiestan dos estados de pensamiento tan diversos que resulta imposible entenderlos sin verlos, como ya hemos anticipado, como pertenecientes a fases temporales totalmente diversas y distantes. Aquí diseñamos fundamentalmente para ayer, apresuradamente y de manera confusa y desorganizada, con poco espacio para la reflexión y el análisis previo.

El Ministro de Hacienda español presentado el código QR de los Presupuestos del Estado

Ok, pero entonces ¿cómo llegamos allí?

Directores de diseño, Diseñadores de Experiencia perfilan y diseñan con sus equipos el futuro y el ahora cada día, desde la convicción de que lo que hacen suma en una misión común: cambiar el mundo para mejor. Nosotros necesitamos empezar por salir de la rueda de hamster en las que nos movemos desde hace décadas, removiendo las mismas actitudes y corriendo frenéticos a ninguna parte hasta agotarnos.

Uno de los aspectos que más me sorprende es que las herramientas, el conocimiento, la formación, las opiniones, los resultados están ahí, justo delante de nuestras narices. Son accesibles, son comprensibles, asumibles, abordables y, sin embargo, seguimos alimentándonos de convencionalismos, enraizados en un ecosistema que nos lleva hacia ideas de comprensión del del diseño como una práctica pseudoartística, irracional, líquida y carente de certezas. Tenemos que esforzarnos en mirar más allá y ver el diseño de una manera diversa, entender nuestro lugar en el mundo de manera diversa.

Through the design, we’re able to help people understand the experience that awaits them.
Katie Dill, Directora de diseño de experiencia en Airbnb

En realidad se trata de diseñar experiencias que generen un impacto positivo en el mundo, ya sea un libro y cómo se manipula, huele o se recorre, el acceso a una información precisa y de valor, un servicio en todo su recorrido (antes, durante y después) o una marca o producto que actúa en la sociedad de manera sumativa y positiva.

Soundtrack: Arctic Monkeys — Feels Like We Only Go Backwards


Referencias:

Entrevista a Katie Dill, Directora de diseño de experiencia en Airbnb

John Maeda, extracto del documental Design Disruptors