El directivo del futuro – De William Wallace a Robert Bruce

Cuando pensamos en directivos se nos suele llenar la boca de cuentos e historias de seres que parecen super heroes, pero nada mas lejos de la realidad.

El directivo del futuro es una persona muy persona y que sufre en propias carnes las experiencias que el día de mañana transmitirá a su equipo.

Pero dado que los humanos entendemos mejor las cosas en forma de historia… contaré una.

¿Qué valores debe de tener el directivo del futuro?

Debe de ser una mezcla entre William Wallace y Julio Cesar, o mejor dicho, una evolución y ser capaz de ser lo que toca ser en el momento en el que toca:

Momentum… me dijo una mentora… lo mas importante es el Momentum y saber tocar la palanca en el momento adecuado…

Cuando un CEO o un directivo comienza su carrera suele ser un William Wallace de la vida:

  • Va el primero a la batalla
  • Se gana el respeto de los compañeros con su esfuerzo
  • Entra el primero y sale el último
  • Lucha todas las batallas
  • Su energía sirve para hackear el sistema

Pero si a nuestro William Wallace le va bien, y su empresa y energías sobreviven, cosa muy muy extraña, pasados unos años se convertirá en una empresa madura… y entonces su rol deberá de ser otro.


Robert Bruce… el rey de Esconcia

Tras ganarse el pan como general en varias batallas, …

  • Aprendió que como rey su lugar está en Edimburgo, y no en la batalla, necesita pensar y tener la mente fría para hacer lo que corresponde cuando corresponder
  • Usa el respeto ganado en las batallas para ser impulsor de cambio
  • Aprendió que mens sana in corpóre sano, que su principal arma es su mente y que por eso es fundamental que su este fresca, para visualizar el conjunto, unir los puntos y para tomar decisiones.
  • Aprendió a concentrar su energía sólo en luchar las batallas que merecen ser luchadas.
  • Ahora ha creado un sistema, su misión es mantenerlo, y hackearlo su hace falta para evitar que se convierta en un entramado burocrático que mate el cambio.

En resumén la vida del directivo es como la vida misma, una maratón en la que aprender y disfrutar constantemente de los retos que tenemos por delante, todo tiene su momento por eso muchas veces el principal error que solemos comenter es al elegir el momento que no toca:

  • Rober Bruces de la vida que actúan como reyes cuando todavía no toca y no han ganado ni una batalla.
  • Williams Wallace de la vida, que en lugar de evolucionar y alcanzar la Paz se quedan toda la vida luchando.
  • Robert Bruces que se acomodan y dejan de librar batallas.
  • Williams Wallace que llegan a ser reyes pero no se paran a pensar.
  • Robert Bruces que terminan pegados al trono y amando la burocracia.
  • Robert Bruces que se convierten en lo que odiaban.

A todos nos gustan lo heroes… encarnan roles a los que aspirar, encarnan tb un rol basado en la toma de decisiones con base emocional

  • ¿Te imaginas una película en la que William Wallace pacte con los ingleses y sea el nuevo rey?
  • ¿Un Leónidas que en lugar de luchar hubiese pactado con los persas?
  • ¿Un Alejandro Magno que se hubiese conformado con la mitad y hubiera retornado a reinar en paz en Grecia?
  • ¿Un Colón que no hubiera vuelto a America tras su primer viaje?

¿Te imaginas un Héroe que no sea un héroe?

Una persona normal, con sus miedos y sus incoherencias, alguien que simplemente quiera lo mejor para los suyos, alguien que no quiera ser ningún mártir ni ningún ejemplo a seguir, alguien que simplemente quiera ser él mismo, alguien que no quiera subirse a un púlpito a predicar como deben de ser los demás, alguien que simplemente quiera disfrutar del viaje y dar lo mejor de si mismo, alguien que se pueda liberar de las películas y las historias de lideres que nos han contado para ser simplemente ella misma.

El directivo del futuro es una persona con menos testosterona, y mas inteligencia emocional…

El directivo del futuro, es una mujer.