En un café de Jerusalėm

A veces me dejo tentar por el placer de pasar unos momentos de soledad en un café mirando pasar la gente y dejando vagar la mente. Es una meditación “asistida” por el desfile de personajes, como si cada uno escondiera encima misterios. o dramas, de deseos, o supiera el final de algún capítulo de historias que me gustaría saber.

Por eso no me alegró mucho ser interrumpido en tan profundos pensamientos mientras bebía lentamente mi capucino en un café de la calle Ben Yehuda. Pero a mi lado se había detenido “K…”, un academico vagamente conocido. Ambos habíamos participado de algunos de los seminarios de Historia de la Universidad de Jerusalem, durante los cuales mantuvimos algunas casuales charlas que me permitieron saber que se ocupaba de linguística en no se que institución oficial. Y nada más.

K.. me llamó por mi nombre y no pude evitar de reconocerlo aunque sin expresar mucho entusiasmo. Miraba insistentemente mi taza de café, seguramente esperando que lo invitara a sentarse y luego de los saludos habituales, tomó la iniciativa y se acomodó a mi lado. Estaba exitado como si hubiera descubierto algo fuera de lo común.

“Escucha”, me dijo… En hebreo no se acostumbra usar la tercera persona para conversar aunque se trate de alguien de mayor edad o categoría. Sin preámbulos, y como si fuera un viejo amigo, me dijo: “Quisiera que me des tu opinión sobre una idea genial”.

Perdido en mis ensueños , tardė en volver a la realidad y K.. sin esperar ni darme tregua, con una sonrisa encandilante, me anunció: “Tu sabes que yo me ocupo de inscripciones, mensajes y códigos. Hace un tiempo hice un viaje turístico a Sudamérica . Desde las cataratas del Iguazú viaje a Paraguay hasta la zona boscosa del Chaco .Conocí a tribus de indigenas que me resultaron muy interesantes y mientras los visitaba tuve una idea que me parece cautivadora,¿tu conoces esa zona? Sin esperar respuesta continuó

Tengo un proyecto que puede convertir al ejercito israeli en impenetrable al espionaje..” y se quedo esperando , con una sonrisa cómplice, para apreciar el efecto de sus palabras…

La primera imagen que acudió a mi mente fuė el “Síndrome de Jerusalem” Desde hace siglos se manifiesta, seguramente por influencias metafísicas, una imagen ideal de la Ciudad Santa. En forma constante, siempre hay un profeta de turno que tiene contacto directo con el cielo y llama a los hombres a renunciar a sus pecados . Anomalia psiquica conocida y con diferentes manifestaciones . Mi primer reacción fue de tomar distancia, pero K,. ya estaba sentado a mi lado y no había ninguna posibilidad de fuga. Yo balbuceaba que las cuestiones militares no eran mi punto fuerte y que preferia no dar opiniones en un tema en el que no soy descollante .

Pero como si nada. “Mi plan es genial” declaró. ¿Has escuchado hablar de los códigos que se usan en informática para transmitir información que no debe ser conocida? Y en seguida agregó, como si fuera el mismo tema: ¿Has escuchado hablar sobre los indios tobas , una minoria indígena que vive en la miseria en la frontera entre Argentina y Paraguay? Bueno, debes saber que mi plan es simple: Traerlos como “Olim Jadashim” a Israel , hacerlos ingresar al ejército en comunicaciones, y utilizar su lengua para pasar mensajes en forma concisa y en base a un código que debemos desarrollar . Nadie va a poder interceptar estos mensajes, ¿no te parece genial? K.. me observaba esperando mi apreciación. Yo atinė a opinar con voz debil solamente: “habria que circuncidarlos”

K.. me miraba con mirada asesina. Asi se destruyen las grandes ideas en el mundo y todo debido a la incomprensión, pero yo no tenia animo de hacerle concesiones . Con seguridad tenia algun tornillo flojo. .

Habia que hacer algo para librarme de este cargoso. Para reducir el riesgo de una lluvia de grandes ideas decidi comenzar a prestar atención

Y sin embargo, poco a poco , comenzaban a florecer en mi mente otras imágenes. Hace mucho tiempo había visto en Argentina fotografias de indios tovas minimamente vestidos. Y tambien de bronceadas indias tobas de turgentes senos, vestidas con collares de conchillas solamente. Verlas empujando cochecitos con bebes, hacienda cola en la rabanut frente a barbudos rabinos era una idea que comenzó a “encontrar gracia en mis ojos”, como se dice tan poeticamente en hebreo..Y una sonrisa se dibujó en mis labios .

K.. comprendió que la muralla de la duda se agrietaba. “Por supuesto que no es solamente la lengua, se debe también crear un código de equivalencias para que los mensajes sean comprensibles solamente de un solo lado y un muro impenetrable para la otra parte “ Y en tono triunfal agregó :”Los EEUU usaron un metodo parecido durante la Segunda Guerra mundial con indíigenas americanos”

MIentras tanto yo seguía imaginando . La idea me gustaba, Seria una iniciativa un tanto revolucionaria pues todo el mundo sabe que las indias tobas no usan muchas ropas. Pero el proyecto era mas amplio aun y cuando volví a conectarme con el flujo verbal de K.. ya estaba afinando otros detalles de su grandioso plan. K.. decia: “Había pensado en los tobas porque tenían algunas costumbres que habian adquirido imitando a sus vecinos de las colonias mennonitas alemanas del Paraguay , que seguramente habían aprendido a cocinar la sabrosa “judensuppe”(“sopa judia” con albondigas de harina ázima) .Creo que nunca pude averiguar que otras costumbres los hacían acreedores a ser “pueblo elegido”

Mientras yo me sumergía en ensoñaciones , el discurso continuaba. No se qué parte perdí el hilo de la explicación pero habíamos llegado, y no sé por qué camino, al tema de los códigos. “Sin códigos no hay diálogo ni vinculación . El código es comparativo ,es una llave. Tal cosa significa tal otra. Las metáforas que se usan para esclarecer, en realidad, son códigos mas o menos sofisticados de acuerdo al nivel del que lo expone. Toda la Biblia esta escrita en lrnguaje críptico y no siempre de lo más transparente A veces lo que deseamos decir es solamente claro si usamos una circunvalación , explicación, es decir, una metáfora que expone lo dicho con diferentes palabras. A veces no se puede comprender la idea principal si no está rodeada de metáforas. El arte es también un método de explicar ideas por caminos diferentes . Todo el mundo crea códigos, incluso con equivalencias linguísticas que pueden ser comprensibles para un grupo de personas o solamente para algunos escogidos

K.. estaba entusiasmado y yo estaba asombrado. Ahora yo pedí dos cafes. ¿”Sabes? El principal problema es interpretar los códigos y no siempre comprensibles o transparente. Me encantan sobre todos los artistas clásicos con sus alegorias y símbolos que en realidad tambien son códigos” . Ahora K..se sentia en su propio campo de accion y no iba a admitir ser interrumpido facilmente , “¿Y que son , el slang, el patois, el lunfardo, el cockney sino formas de comunicación no convencionales, es decir, códigos comprensibles solamente para grupos determinados?”

K.. estaba radiante y sus argumentos eran incontestables. Mientras yo soñaba con indias semidesnudas en el rabinato, K.. había remontado alturas sublimes, y ahora estaba ocupado con la poesía. “Las metáforas poėticas son un lenguaje de equivalencies . Son códigos. En el poema que dice: Las interrogaciones cuelgan de las paredes. Neruda está explicando una idea que pierde su valor dicho de otra manera . Y los grandes pintores? “ ¿Has estado en Roma, en el Vaticano? Trata de recordar los paneles de la bóveda de la Capilla Sixtina. ¿Has visto el que representa a Diós creando el sol y la luna? En ėl aparece el Creador dos veces. A la derecha se lo vė con un gesto enėrgico ordenando la Creación. A la izquierda se lo vė de espaldas, o no exactamente de espaldas, pues lo que muestra es su trasero desnudo”.

¿Miguel Angel ? Es posible?¿ Las asentaderas del Señor? Me sentí turbado por una idea tan sorprendente. “¿Y por que piensas que lo pintó así” preguntė.

“ Los 500 metros cuadrados de la Capilla Sixtina son un inmenso mensaje en código en el que el artista expresó sus críticas a los personajes de su ėpoca y porque nó, sus dudas sobre la calidad de la Creación, Tendrė mucho gusto en explicarte muchos otros detalles escondidos en esa obra magistral, si te atrae el tema”

Permanecí en silencio. Trataba de asimilar ideas y me sentía un poco cómo los niños que han descubierto que los Reyes Magos son un engaño.Y todo eso por ir a beber un café en Jerusalem. Pero la imagen de las indias tobas sin ropas, se iba afianzando en mi mente.

Dan Laor Marzo 2015

:

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Dan Laor’s story.