La pobreza en América Latina en perspectiva comparada

A raíz de los nuevos números del INDEC (que se conocieron la última semana de marzo) me propuse estimar cómo fue la evolución de la pobreza en Argentina, Chile, Brasil, México y Colombia desde fines de los ’80. En todos los casos, procuré usar la misma vara (la del INDEC actual, equivalente a 10,1 dólares por día a paridad de poder adquisitivo -esto es, eliminando el efecto de que en algunos países un dólar compra más cosas que en otro, de modo de volverlos así comparables-).

Hay varios datos interesantes.

1) Es cierto que Chile viene bajando sostenidamente la pobreza desde 1990 (lamentablemente no hay estadísticas de buena parte del período pinochetista, en la cual hay signos de que la desigualdad empeoró muchísimo y que, como el PBI per cápita casi no creció, es probable que la pobreza haya aumentado y mucho entre mediados de 1972 -segunda mitad del gobierno de Allende- y fines de los ‘80).

2) Argentina es una montaña rusa. Sube la pobreza exponencialmente con la híper de 1989 y baja en los primeros años de Menem, pero consolidándose en un piso estructural muy superior al de la pre-híper. Tras 1993, la pobreza va subiendo casi sostenidamente hasta la explosión de 2001–2, cuando la pobreza casi alcanzó el 70%.

3) Argentina bajó muy rápidamente la pobreza una vez que la reactivación económica comenzó a fines de 2002, particularmente hasta 2006. Luego la siguió disminuyendo a un ritmo también considerable hasta 2011. Entre 2005 (año en que Argentina había vuelto al nivel de PBI de 1998, precrisis) y 2011, Argentina bajó la pobreza incluso algo más rápido que Chile, país que tuvo una mejora de los términos del intercambio todavía mayor (el cobre subió más que la soja). A partir de 2011 ese fenómeno se revierte (algunos dicen que era “insostenible” tal baja rápida de la pobreza; yo soy de creer que fueron los errores de política económica de 2011–12 los que explican ello, más allá de que había tensiones en la macroeconomía por entonces). En rigor, a partir de 2011 Argentina entra en una etapa de estancamiento en la pobreza (no suba sostenida como dice la UCA) y Chile sigue bajándola. De todos modos, es indispensable tener en cuenta que con la misma vara la pobreza en Argentina es relativamente similar a la de Chile. Este es un dato clave, ya que con su propia línea de pobreza (mucho menos exigente que la del INDEC actual) Chile tiene 11,7% de pobres. Muchos han utilizado ese guarismo (comparando peras con manzanas) para resaltar las bondades del proceso chileno de un modo completamente acrítico (creo, del mismo modo, que sería completamente negacionista no ver que la pobreza en Chile baja sostenidamente desde hace 25 años).

4) Brasil baja la pobreza recién durante la era del PT. Fernando Henrique Cardoso (que gobernó entre 1994–2002) fue exitoso en bajar la inflación en Brasil, pero no así la pobreza, que permaneció virtualmente estancada.

5) Colombia también baja la pobreza en la década de los 2000. Creció más que Brasil, pero redistribuyó menos (la desigualdad sigue casi igual, en niveles altísimos), de modo que la baja de la pobreza fue menos pronunciada.

6) México es un caso tristísimo. La pobreza hoy es casi la misma que en 1993, antes de firmar el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá. Aun más, desde 2006 la pobreza tiende a subir. Y la cosa no es peor porque en el medio expulsó al 5,7% de su población a Estados Unidos. Es interesante el caso mexicano porque es otra versión de un modelo de desarrollo “market friendly” que, a diferencia del chileno, tiene pocos logros que resaltar.

7) Pueden replicar este ejercicio en el sitio web de PovCalNet poniendo vara de 10.1 dólares por día a PPA. Yo empalmé con datos de 2013–16 (Argentina llega hasta 2014, pero hay un tema muestral con la EPH que obliga a recalibrarla a partir de 2013 -al que le interesa la cuestión técnica lo charlamos-) y agregué los de la híper. El resto de los países es igual.

8) OBVIAMENTE, los datos de inflación del período post 2006 no son los del INDEC.