Cortito de amor

Creí saber todo del amor pero realmente solo conocía el lado oscuro, de vez en cuando recibía un pantallaso de él, una pruebita chiquita que me llenaba de esperanzas y me mantenía amarrada a personas tóxicas y relaciones sin sentido.

A mi ingenuidad le debo varias decepciones y experiencias, muchísimas noches de llanto y días de incertidumbre, amistades perdidas y personas heridas, pero más que nada le debo mi sabiduría.

A mi falta de amor propio le debo miles de días de verme al espejo sin saber quien era realmente, de pensar que me estaba entregando a otra persona sin haberme nunca entregado a mi misma, era tanta mi necesidad de amor que amé a otros odiando todo de mi.

Fue tal mi decepción que decidí que el amor no tenía cabida en mi vida, no lograba entender cómo dos personas podían amarse en dos meses, cómo conocías al amor de tu vida una y otra y otra vez, cómo la gente se atrevía si quiera a compartir que era feliz en su relación, hasta llegué a burlarme de todos los que aseguraban amar, pero en el fondo siempre quise que me pasara a mi.

Creí saber todo del amor pero estaba tan errada, tan cerrada, tan herida. No lograba abrirme a nadie, cometí muchísimos errores, sin querer lastimé a mucha gente así como lo hicieron conmigo varias veces, pensé que era lo natural, sufrir y que sufrieran los demás.

No tenía idea de que era el amor hasta que te conocí a ti y entonces lo entendí. Lo entendí pero no con palabras, si no con actos ¡Demostraciones de amor tan puras que parecían absurdas! no podía creer que me estuviera pasando a mi, tan dolida e ingenua dudé mil y un veces, quise decir que no, eso no es para mi ¡NO LO MEREZCO! ¿Quien soy YO para tener a alguien que me quiera tanto?

El amor no es algo que se dice, el amor se siente en cada partícula del cuerpo, ningún sacrificio es tan doloroso cuando se trata de esa persona, ni hay recompensa pequeña. Todo es pureza y paz, me quedo sin palabras para describir lo grande que es, me falta el aire con solo pensar en su ausencia y desconozco que sería de mi sin el amor en mi vida.

Me resistí hasta que no pude más y me rendí en ti, y puedo decir con certeza que es lo mejor que me ha pasado porque que bendición es amar y ser amado.

Daphane Lezcano

4 de abril del 2018