Cómo las evaluaciones mensuales me están ayudando a crecer como profesional

En este año la empresa ha crecido a un ritmo increíble y yo me he visto obligada a crecer profesionalmente a un ritmo mucho más alto del que ha sido habitual en una carrera laboral de alguien como yo.

A primeros de año viví la gran crisis. No sabía como mejorar, no sabía que hacía mal y tenía tal carga de trabajo que en muchos casos no dedicaba el tiempo suficiente a mi principal tarea: gestionar la empresa y el equipo. Ese fue el gran punto de inflexión: aceptar mi destino. Yo monté una empresa porque me encanta el marketing digital y al hacerlo casi toda mi vida se ha alejado del marketing. Mi principal función ahora es ser una buena CEO, directoral general o como queráis llamarlo. Ok. Aceptado desafío. Siguiente punto ¿Cómo sé qué hago bien y qué no si tengo a la mitad del equipo trabajando en remoto? ¿Cómo se si están contentos? La respuesta era muy obvia y la implementamos en Marzo: todos los meses se hacen dos encuestas: indicadores y generales y evaluación de desempeño. En indicadores generales todos los meses todos los empleados me evaluan respondiendo a cuatro preguntas:

¿Crees que me comunico (Ana) de manera asertiva contigo?¿Sabes lo que se espero de ti?¿Estás contento con la gestión del liderazgo?¿Crees que reconozco cuando se hacen las cosas bien?¿Qué tengo qué mejorar?

Y desde entonces mi principal objetivo es mejorar los puntos en los que la evaluación no es la que yo espero. Y ojo, espero un 10.

¿Qué tengo qué mejorar? hay respuestas tan épicas como

Umm, ser más jefa

Y llevaba razón. Eso ha formado parte de asumir mi destino. Sé que tengo otras cosas que mejorar y algunos amigos se reirán al leer: muchas veces me explico fatal. Como es una mejora complicada para mi, lo que le digo a todo el mundo esto:

Se que algunas veces me explico mal, si hay algo que te he pedido y no lo puedes hacer porque no te he dado la información suficiente por favor avísame

Aún tengo muchas cosas que mejorar y muchas ganas de hacerlo, como directiva y sobre todo como empresa pero al final la solución a muchos de los problemas que teníamos se ha solucionado con la receta que aplicamos a los clientes:

medirlo todo, tomar decisiones basadas en los datos y hacerlo rápido