Adictos

Ya destruimos todo lo que según nosotros nos tenía atados y hoy no tenemos ni suelo.

Si ni en una iglesia ni en un laboratorio encuentra uno paz, en dónde la busca.

Y en la ciudad de nuestro homónimo hay caos.

Los baches los tapamos con colillas y pavimentamos a base de fiestas

Nos bañamos con café para despertar y con alcohol para olvidar

Nunca puede faltar el gallito para dormir y una mala película para pasar el tiempo maldito que no nos deja en paz

Los videojuegos para perderse un rato y el LSD para encontrarse

Los rios corren con nuestras lagrimas y el aire es más alquitrán que tabaco gracias a la fórmula mágica de PM

Y a cada rato nos enfermamos de odio, y nos automedicamos unas tachas.

La biblia es el DSM-5 y el cura nuestro medico de confianza

Y en los edificios sólo hay prostíbulos y en los cafés parejas descompuestas subiendo sus fotos a instagram

Y llegamos a casa solos para tener una solitaria tarde esperando impacientes el momento en que lleguen los demás para meternos en la mazmorra del castillo que llamamos alcoba

Y la rabia y enojo y tristeza es el cerebero que guarda la entrada a nuestros siete círculos de miseria

  1. Soledad
  2. Apatía
  3. Depresión
  4. Narcisismo
  5. Intolerancia
  6. Neurosis

Y en el septimo ya nada queda porque de cualquier manera ya todo se lo llevaron después de la tercera hipoteca que sacaste para pagar los encendedores y pipas

Y los amigos que perdí de dorian suena en el fondo de cada elevador

Y en los antros la música es tan fuerte para no poder escuchar las verdades que escupes cada que estás ebrio

Y los cementerios ya no se dan abasto. Y los hornos están siempre llenos de todo lo que importó en algún momento, pero ya no

Y ya no hay niños

Y ya todos crecieron

Y ya no hay espejos

Y los parques de diversión quebraron porque ya nadie la tenía

Y los políticos como el profeta que nunca llega vienen disfrazados de mujeres hermosas prometiendo siempre encontrar aquello que perdiste

Y el mundo es ahora cuadrado, de un tono violeta oxidado

Y las universidades siguen igual

Y te mueres

Pero te da igual

Porque seguro es sólo otro malviaje, con dos lineas y unas guamas sale, no hay pedo

Y los relojes se pausan todos a las 11:59 todos los días

Porque de cualquier manera los calendarios ya no se mueven.

Y ya nadie se pregunta por qué

Y te mueres.

Like what you read? Give Deivid. a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.