Como yo

así, tan chillón, débil y de baja autoestima

tan emocional y celoso, tan frágil, tan imperfecto y roto

tan pendejo e insomne, tan suicida y no, tan romántico de cajón y adicto a los cigarrillos

tan poco fotogénico, feo, con barba de 3 pesos y un chingo de puntos negros

con el cabello tan culero y piernas tan delgadas, con panza

tan inseguro de sí mismo y sentido, tan nena

tan poco energético, aburrido, con ojeras tan grandes

tan miedoso y con el vocablo tan jodido, tan básico y poco correcto (y también en el vocabulario)

tan simple, tan complejo, tan raro y tan idiota

tan cuidadoso pero descuidado, tan poco atlético, tan poco talentoso, tan poca cosa

tan yo

no te preocupes, te prometo no hay dos.

Ni por aquí, dentro de la jungla que es la ciudad de México, ni por allá en el desierto de Atacama te vas a encontrar con alguien así, así que olvídate de todo eso, que ya no hay más que lidiar con ello;

pero

te prometo que tampoco va ha haber alguien

que te piense tanto, que te viva tanto, que te sueñe tanto ni te imagine tanto

escribiría mucho adjetivos acerca de cómo lo hago y mis maneras pero creo que esas se quedan aquí, ahí, allá, en ti, pero te aseguro, te lo prometo, te lo firmo frente del notario, de tu papá, de tu hermano, del presidente o de Dios, que éso sí nunca jamás, ni en otra dimensión, vas a encontrar

para bien o para mal

y ahí sí, ni cómo hacerle

lo bueno, supongo, es que lo único que tienes que hacer es encontrarme

porque alguien que se quede como yo, tampoco vas a encontrar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.