Olvida la queja

La queja es inútil. No te hará mejorar ni genera tracción delantera.

Si no has sido elegido, elígete tú mismo.

Evitar perder el tiempo con excusas. A cambio, repasa en qué has fallado, dónde tienes margen de mejora y traza cuáles serán tus próximos pasos. Eso será más efectivo, creo.

Si has sido despedido de tu trabajo, te ha dejado tu pareja o estás perdido, enhorabuena. Sí, enhorabuena. Quizá sea la patada en el culo que te permitirá ofrecernos tu mejor versión.

Te esperamos.

Like what you read? Give David Sanz a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.