Adiós 2015

Otro año se va para no volver.

En realidad los años pasados siempre regresan:

  1. Recuerdos,

2. Aprendizajes,

3. La satisfacción de una vida bien vivida,

4. El dolor de los errores,

5. El buen sabor de las victorias,

6. El saber que lo que aprendimos sirve,

7. El saber que no volveremos a tropezar con lo mismo,

8. El saber que los que conocimos y ahora nos acompañan estarán acompañándonos por muchos años en el viaje.

Cerramos 2015 llenos de esperanza de que el próximo año sea mejor. Algunos deseando que el año termine ya, dejando el dolor atrás. Algunos otros celebrando, pues este año quizás no podría haber sido mejor.

Lo único que espero del próximo año es que sea, en su sentido literal, sorprendente. Deseo que el nuevo año nos llene de sorpresas. No importa (tanto) si buenas o malas, lo importante es no perder la capacidad de sorprenderse. Porque de por sí es imposible tener control sobre lo que sucede. Lo que sí es posible, es influir en los acontecimientos, sin llegar a controlarlos.

  • Decidir ser feliz por encima de las circunstancias,
  • Disfrutar del cariño de los amigos,
  • Sobreponerse al miedo de ser sincero y herir o ser herido,
  • Aprender a alegrarse con los éxitos de los demás,
  • Ver los fracasos como oportunidades en lugar de obstáculos,
  • Disfrutar de los pequeños placeres de la vida,
  • Soñar con un mejor mañana

Claro, a todas estas cosas siempre podemos añadirles puntos y numeraciones, en función a nuestra propia vida. Creo que lo más importante es tener en claro el objetivo que queremos lograr y comprometernos con él. Hacernos un compromiso de vida, que esté ligado con lo que realmente somos y queremos ser, con lo que realmente hemos decidido que queremos y debemos hacer. Que este 2016 sea el año en el que consolidemos hacia donde quedemos ir, a qué queremos llegar y cómo lo lograremos, disfrutando el camino, el esfuerzo, el estrés y la compañía.

El próximo año será diferente si nosotros queremos y lo hacemos diferente. En acción y en actitud.

Que este 2016 lo disfrutemos completamente.

¡Feliz Año Nuevo!

Show your support

Clapping shows how much you appreciated David Velarde N.-M.’s story.