La vida de Martín Fierro en Twitter

El 21 de octubre de 2016 se cumplía el 130 aniversario de la muerte de José Hernández, autor de El gaucho Martín Fierro. Este célebre poema, considerado la obra cumbre de la literatura argentina, narra con realismo dramático la vida de los gauchos, vagabundos de la pampa que con frecuencia eran reclutados por las autoridades para formar parte de las tropas que defendían la frontera de las tribus indias, sufriendo multitud de penalidades e injusticias.

Y coincidiendo con la efeméride (o casi; en realidad el 20 de octubre) terminé la publicación en Twitter de los dos poemas del Martín Fierro, que había iniciado cuatro meses atrás, el 13 de junio, mediante la cuenta @MF1872.

Debo decir que esperaba que nuestra iniciativa hubiera tenido más seguimiento, sobre todo en Argentina, donde Martín Fierro es un personaje nacional. Seguramente no supe publicitarla mejor, y sólo unos 200 intrépidos seguidores estuvieron a bordo conmigo, eso sí, desde el principio hasta el final. Su entusiasmo suplió la falta de un interés más general, y me animó a crear utilidades en línea para complementar el proyecto. Estas utilidades están en http://martinfierro.quijote17000.es/, y es sobre una en concreto sobre la que quisiera escribir hoy.

El lector de estrofas interactivo

Siendo español, uno de los primeros tropiezos que sufrí al leer el Martín Fierro fue el lenguaje. Los términos específicos de la vida gaucha me resultaban desconocidos y era incómodo tener que buscarlos una y otra vez en Internet. De ahí surgió esta utilidad: busqué glosarios de términos gauchos en Internet y los puse en una base de datos, de forma que para cada verso del poema aparecieran automáticamente las definiciones de las palabras menos conocidas.

Puesto que usé tres fuentes distintas y diseñé un proceso de integración automático, algunas definiciones están repetidas; he realizado un proceso de depuración, aunque no está completo todavía. También he añadido algunas definiciones que encontré que me faltaban, muchas de ellas extraídas del fantástico Martín Fierro anotado y comentado de Eleuterio F.Tiscornia (PDF).

En la misma página web, arriba a la izquierda, tenéis un buscador de estrofas y de versos, con el que se puede llegar automáticamente a cualquier punto de la obra:

Y la tercera y última función de esta página es la que permite la participación de sus usuarios. Quise habilitar una zona de escritura libre para que cada cual pueda explicar qué le emociona de una estrofa, que recuerdos o sentimientos le despiertan, qué significa de especial para él. Para acceder a este recurso hay que identificarse a través de Twitter (en el plan original estaba el hacerlo mediante una cuenta de correo, pero la pereza me convenció de dejarlo para más adelante). Aunque yo registro la identidad de quien escribe, por mantener un poco de control, esa identidad no se publicita en ningún momento.

Una nueva edición, ¿por qué?

Fuimos pocos, aunque bien avenidos, en la primera edición del Martín Fierro para Twitter. Ahora empezaremos la segunda, y espero que se nos sume más gente, para que el Martín Fierro tenga la presencia que merece en las redes sociales. Además, espero que os animéis a escribir en la página web unas pocas palabras personales, subjetivas o íntimas sobre el significado de algún verso predilecto... Mi idea es recopilar material para hacer algún día un Caleidoscopio del Martín Fierro, una especie de compendio sentimental del sentido que el Martín Fierro tiene para una sociedad.

Suena un tanto ambicioso, incluso para mí, pero ¿qué es la vida sin tener altas aspiraciones?

Volviendo a la tierra, espero que este Martín Fierro en Twitter os guste y os acompañe cada día de esos cuatro meses, cada hora, o en un rato perdido en el transporte público, o cuando llegáis a casa por la noche. Y si alguna maestra o maestro encuentra que puede aprovechar los recursos para un uso educativo, pues me sentiré más complacido aún. Ofrezco mi colaboración para desarrollar otras utilidades: aunque soy ya un programador viejo, con mis tres décadas de experiencia, me siguen gustando de vez en cuando los retos.