El escritor que dibuja, roba e inspira

Seguramente has notado que hay personas que llegan a tu vida de manera inesperada a dejar una marca y darte una lección. Muchas de ellas no llegan por simple casualidad. Las hemos buscado de manera inconsciente. Puede que el contacto no sea directo, sino a través de su trabajo y/o sus obras, pero aún así, lo que hacen por ti es tan cercano, que pareciera que han tenido una larga charla a tu lado. Para mí, uno de esos tantos casos es el de Austin Kleon; “un escritor que dibuja”, tal y cómo él se describe a sí mismo.

Me encontraba curioseando en una tienda en línea de libros en busca de un poco de inspiración. Había introducido el término “creatividad” dentro de la barra e búsqueda y apareció una interminable lista. Cómo siempre sucede, a diferencia de una tienda física, en segundos eres invadido por una lluvia de portadas y títulos. No puedes mirar dentro de cada libro y tienes que conformarte con leer la reseña y las críticas de los compradores. Mientras deslizaba la barra lateral apareció un título en letras blancas con fondo negro que convirtió toda esa inspiración en morbo: “Steal like an artist” (Roba como un artista). Segundos después me encontraba ordenando éste libro junto con su sucesor (Show your Work) y como si de navidad se tratara, esperaba con emoción y ansias la entrega.

“Steal like an artist” es uno de los Best Sellers del New York Times que cumple lo que promete en las pequeñas letras bajo su título: “Diez cosas que nadie te ha dicho acerca de ser creativo”. Son diez principios acompañados de ilustraciones diagramas y divertidas historias que cautivan de principio a fin. Un libro de gran eficiencia, fácil y rápido de leer. Tan adictivo que agradeces que haya una segunda publicación. Definitivamente una razón más para conseguir ambos libros juntos.

No tengo ni que pensar dos veces acerca de la parte que más me gusta del libro y es exactamente el comienzo en el que advierte: “Este libro soy yo hablándole a una versión previa de mi mismo”, mientras que en la página anterior se observa una foto de Austin Kleon a la edad de diecinueve años. Y es que al ver esto no pude evitar imaginar, qué es lo que yo le diría a mi versión de esa edad.

Fue cuando iba a la mitad del libro cuando mi curiosidad creció y busqué un poco más de información acerca de él. Me encontré con tres desconcertantes e interesantes puntos. Punto número uno: me encontraba tomando consejo de alguien de mi generación (¡Shock total!). Punto número dos: Austin es un gran artista y cuando miras su trabajo, entiendes el porqué “un escritor que dibuja” lo describe a la perfección. Punto número tres: El tipo ya tenía anteriormente un libro, Newspaper Blackout, en el que cancela un motón de palabras en artículos de diarios y conserva algunas con las que compone un poema (Mejor echa un vistazo al link para que sepas de lo que hablo).

Si de alguien tienes que aprender a robar, definitivamente es de Austin Kleon. El muestra de manera políticamente correcta a hacer tuyo aquello que te inspira, pero sin llegar al descaro del plagio y así ser un eslabón más en la cadena de la creatividad y la creación. un “must have” si lo tuyo es el crear y buscas de constante inspiración en todo momento.

Si has leído los libros de Austin Kleon o estás a punto de hacerlo, no dejes de compartir tu opinión con éste espacio. ¡Me encantará leerte!

Links y bibliografía recomendada:


¿Te gusta esta publicación? ¡No olvides unirte a la conversación y recomendarla!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.