Batman, el caballero de Rocksteady

En 2006 el estudio de videojuegos Rocksteady Studios lanzaba al mercado Urban Chaos: Riot Response un FPS que cumplía pero que pasó desapercibido por el público en general, pero al parecer no para la gente de Warner Bros quien para sorpresa de todos dio al joven estudio la importante misión de desarrollar un videojuego que le hiciera justicia al caballero oscuro.


Fue entonces que en 2009 Batman: Arkham Asylum llegó a nuestras consolas presentándonos un videojuego fresco, con gran gameplay que lograba ponernos en las botas del caballero oscuro, haciéndonos sentir ese superhéroe poderoso e intimidante en todo momento, pero sobre todas las cosas con algo que le daría el punto definitivo con el cual sobresalir ante los ojos de todo el mundo, una gran historia.

Los cómics de Batman se han caracterizado por mostrarnos historias fantásticas, llenas de oscuridad, momentos crudos, que nos hacen poner pausa al momento de estar leyendo para preguntarnos: “¿Quién es el genio que escribió esto!?”.

Nombres como Frank Miller [Year One, The Dark Knight Returns], Jim Starlin & Jim Aparo [A Death in the Family], Alan Moore & Brian Bolland [The Killing Joke], por nombrar algunos, encabezan la afamada lista de escritores que han logrado poner al personaje creado por Bob Kane como uno de los mas grandes superhéroes de la historia.

Arkham City

Para fortuna de todos, Rocksteady hizo mancuerna con Paul Dini, escritor responsable de Batman: The Animated Series, logrando así que el primer juego que el estudio realizó sobre Batman tuviera una historia al nivel de las grandes publicaciones que Batman tiene en cómics, el gran trabajo del estudio junto con el del escritor quedó plasmado en un videojuego que nos muestra una Gotham totalmente consumida por los villanos, donde Batman logra no sin cicatrices salvar el día.

El gran trabajo del estudio, las buenas ventas y las altas calificaciones que dio la prensa, lograron traernos una secuela, pero ahora con la presión de mejorar lo hecho con anterioridad. En 2011 llegó Batman: Arkham City, juego que cargó desde su desarrollo con la expectativa de poder superar el anterior de la serie, el estudio no se hizo menos y entregó una maravilla, “guiados” de nueva cuenta por Paul Dini como escritor junto con Paul Crocker y Sefton Hill, nos presentaron una de las historias mas épicas que se recuerden en algún videojuego, donde Joker, Two-Face, Penguin, Bane hicieron trizas al héroe enmascarado en una historia llena de giros, drama y momentos inolvidables.

Rocksteady entonces se hizo de un gran nombre con dos juegos increíbles donde parecía que habían sacado su máximo potencial con fórmulas mejoradas de su anterior título, mucha acción, oscuridad, y el mismo sentimiento de gozar y sufrir junto con Batman su travesía.

Justo cuando comenzamos a pensar que era todo, que el estudio había logrado su perfección, 4 años después y tras varios retrasos, llega lo que ellos llaman la conclusión épica a esta ahora trilogía en la que se vieron envueltos tras su fantástico trabajo.

Arkham Knight

Batman: Arkham Knight representa el resplandor máximo del trabajo que Rocksteady ha realizado todos estos años con la serie, Arkham Knight hace ver a sus predecesores en pañales, la maestría con la que el estudio narra, desenvuelve y trama toda la estructura del juego es sublime.

La historia es contada de una gran manera haciendo uso de recursos muy creativos combinando gameplay con cinematics donde resulta difícil encontrar la diferencia, esta vez los escritores fueron Sefton Hill, Martin Lancaster y Paul Crocker quienes lograron una gran trama llena de suspenso y momentos épicos.

Si bien es cierto que las mecánicas son casi las mismas que en las entregas anteriores, en este último título éstas se sientes pulidas, mejoradas, casi perfectas, planear por los aires, golpear enemigos, y el uso de toda la Wayne Tech fue llevada a un grado superior, son tantas y variadas las mecánicas que presenta el juego que es incomprensible como se dieron tiempo de desarrollarlas, mención aparte tiene el uso del Batimóvil, donde cuesta de un inicio entenderlo pero que al cabo de unos minutos te encontrarás derrapando y venciendo enemigos sin problema.

Rocksteady encontró en Batman su caballero ideal para llevarlos casi a la perfección en su trabajo, con ayuda de escritores muy talentosos y el respaldo de su trabajo hablando por si mismo encontraron una fórmula ganadora con esta trilogía que sin problemas podría quedar junto con las historias más relevantes y épicas del caballero de la noche.