DE NUEVO, ¿POR QUÉ NO?

Después de muchas noches y días pensando qué hacer con mi vida, a mis 32 años, que no eres una anciana, pero tampoco una jovencita, lo único que tenía claro es que no quería seguir trabajando en un trabajo tan antisocial, con muchas horas y, sobre todo, imposible para conciliar la vida tanto social como familiar. Mi única obsesión era alejarme de la hostelería.

Para ello estuve barajando varias posibilidades y entre una de esas opciones me planteé el volver a estudiar. Mi entorno, en un principio, no lo entendía e incluso muchos no me apoyaban. Ellos veían que mi vida estaba encaminada, ya que había arrendado un local que, por suerte y, sobre todo, por todo el esfuerzo, tiempo y ganas que había invertido, estaba en pleno funcionamiento. Lo cierto es que, económicamente no me iba nada mal pero laboralmente estaba muy desanimada.

Al final me centré en mis sueños, obvié las opiniones de los demás y me puse a estudiar. Ahora lo más difícil: ¿qué podría estudiar que me gustase? que mis años de trabajo, aunque siempre hubieran sido en el ámbito de la hostelería, me pudieran servir para algo y , sobre todo, cómo lo iba a compaginar con el trabajo. Cogí el ordenador y me puse a investigar, y al de unas semanas de mirar varias páginas sobre empleo, hablar con amigas que estaban estudiando para que me aconsejaran e incluso de ir a algún instituto a que me orientaran, me decidí por hacer algo de administración, ya que en el bar que arrendaba en esos momentos siempre había mucho papeleo que manejar y, aunque tuviera una asesora, me gustaba estar al día de todo lo relacionado con el tema burocrático.

Con todo esto rondando por mi vida, fue pasando el tiempo y cuando me quise dar cuenta, ahí estaba, en un aula del colegio San José de Calasanz a mis 32 años, con un miedo terrible, rodeada de gente mucho más joven pero con unas ganas de cambiar el rumbo de mi vida increíbles. Primer día: me siento, nos presentamos alumnos y profesorado y… ¡zas!: Método Ethazi.

Llego a casa y lo primero que hago es buscar, ¿Qué es Método Ethazi? Estaba desencajada, sólo pensaba en que dónde me había metido. Y empiezo a leer, Método Ethazi ciclos de alto rendimiento… mi cara no me la veía pero… un poema. Mi cabeza pensaba ¿dónde te has metido si llevas más de 10 años sin estudiar?, continúo leyendo para poder entender bien en que me iba a embarcar. Siguiente párrafo: “El elemento central sobre el que se articula todo el modelo de aprendizaje es el APRENDIZAJE COLABORATIVO BASADO EN RETOS”. Vamos, que ni idea de qué hablaban…. Yo os voy a explicar mi experiencia directa pero, para que tengáis información, os pongo también el enlace dónde yo me informé:

https://www.tknika.eus/cont/proyectos/ethazi/

MI EXPERIENCIA CON ETHAZI

Este método tiene varios puntos fuertes, desde mi punto de vista. En mi opinión, todavía falta bastante trabajo para que el Método Ethazi esté al 100% ya que tiene algunas carencias. Uno de los puntos fuertes a los que me refería, es el trabajo en equipo; recalcan lo importante que es en la vida laboral y en la personal llevarse bien con el entorno que te rodea. Para concienciarnos de su importancia, tu experiencia comienza a partir de la creación de equipos de 4 o 5 miembros con diferentes aptitudes, dirigidos a la mejora de nuestros conocimientos técnicos y al desarrollo de nuestras competencias transversales.

Las competencias trasversales son las habilidades que cada persona tiene. Son una forma de destacar a la hora de buscar trabajo ya que hay miles de personas con títulos académicos, pero hoy en día las empresas quieren más, por ello este método está muy vinculado con estas competencias, de manera que constituye un alto del porcentaje de la nota final de estos cursos.

Otro de los puntos fuertes, son los retos, es decir, la manera que este método tiene de aprender la teoría del curso. En la metodología normal el profesor venía, se ponía delante de la pizarra y empezaba a hablar, tú como alumno le escuchabas, más bien un rato, te decía fecha de examen, estudiabas de memoria y al día siguiente, “no me preguntes que se me ha olvidado todo”. En cambio, en los retos, te buscas la vida, es decir, buscas la información, la clasificas, la lees, la comprendes y de esta manera aprendes más, simplemente por el hecho de buscarla por internet, libros, etc… Por ejemplo, en mi caso que estudio Administración y Finanzas aprendes dónde tienes que buscar cada papel que en tu vida laboral seguramente en algún momento, tendrás que utilizar.

En este método se simula al trabajo que al final desempeñaremos, y, de este modo, tendremos menos miedos a la hora de afrontar el día a día en el puesto de trabajo. En conclusión, este método es un paso real a lo que viviremos.

Por supuesto en mi opinión este método también tiene puntos débiles, una cosa destacable en esta forma de trabajar es que el alumno tiene que organizarse el trabajo uno mismo, y ya que la gente que suele realizarlos es gente muy joven, la mayoría no saben cómo organizarse y casi siempre pasan apuros a la hora de la entrega de retos, en mi opinión, el primer paso a dar debería ser, como organizar el trabajo. Es cierto que el profesorado te da métodos de organización como por ejemplo el Trello, pero los alumnos no terminan de organizarse.

Otra pequeña pega que veo también es el tema de móviles, hay no culpo al método ni por supuesto al profesorado, pero es verdad que como en muchas ocasiones los alumnos están solos en las aulas no saben gestionarlo y eso lleva a mucha pérdida de horas de trabajo.

A pesar de todo lo dicho anteriormente, mi experiencia en el Metodo Ethazi es muy positiva, el trabajar en equipo y con tanta libertad en mi caso es un éxito.

DEMELZA CEBALLOS

Like what you read? Give Demelza Ceballos a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.