-GANÓ, GUSTÓ Y GOLEO-

Deportivo Roca venció 3–1 a Independiente de Neuquén en el Luis Maiolino, y redondeó una tarde perfecta. Volvió a ganar, quedó a un punto de Belgrano, jugó bien y, como frutilla del postre, Lucas Volken convirtió para dejar atrás todo el sufrimiento.


Perfecta. Así se podría definir la tarde que vivió el Naranja en el Luis Maiolino. Porque la gente acompañó, el equipo jugó bien y sigue prendido en la pelea. Todo lo que el Depo necesitaba, ocurrió.

Ganó, gustó, goleo. Volken volvió a ser titular y convirtió para enterrar todo lo malo que había vivido a partir de la lesión en La Visera. Belgrano perdió, y le regaló la posibilidad de acercarse. Y, sobre todo, la gente se fue contenta, con la sensación de que este equipo aún tiene varias alegrías guardadas para brindar.

Al comienzo, se planteaba como un duelo complicado, pero la expulsión de Ferreyra complicó al Rojo (Foto: Depo de mi vida)

PRIMER TIEMPO

El choque ante Independiente, que correspondía a la quinta fecha del Federal A, comenzó con las pulsaciones a mil. Es que iban sólo cuatro minutos cuando Jonathan Morán encaró rumbo al área con pelota dominada, y la punteó sobre un costado de Guillermo Ferreyra, que salió muy jugado y terminó bajando al delantero Naranja. Roja inmediata, y antes de los diez minutos, el Rojo ya perdía a su arquero. Encima, Coronel sacó a “Lalo” Porra para que ingresara Nicolás Peralta, y el elenco visitante relegó creación desde el inicio.

Con uno más, Roca dominó la posesión y se mostró activo en la cancha. Sin embargo, Independiente tampoco se resignó y salió a buscar el partido. Iban 8' cuando Mauricio Villa sacó un remate cruzado desde el vértice del área, pero el pelotazo se marchó cerca del palo izquierdo de Facundo Crespo.

Tras esta situación, el partido entró en un pozo y se disputó mayoritariamente en la media cancha. Si bien el local tenía más la pelota y aprovechaba las triangulaciones sobre los costados del campo, Independiente presionaba con mucha voluntad y por momentos amagaba con intentar de contra, comandado por el buen pie de Manuel Berra.

Intenta ganar Aguirre ante el anticipo de Villa. La defensa estuvo firme todo el partido. (Foto: Depo de mi vida)

El primer punto de inflexión tuvo lugar a los 29'. Tras un buen avance del “Chengue” Morán -partidazo del delantero roquense, que no convirtió pero desequilibró todo el encuentro- frente a dos defensores, Volken recibió y encaró a la defensa, pero lo bajaron llegando a la medialuna del área. Testa marcó falta, amonestó a Artaza, y tanto Maxi Prioreschi como Guillermo Aguirre se pararon para ejecutar. El “Ruso” la pidió, se acomodó y la clavó a la izquierda de Peralta, para poner el 1–0 con un merecido golazo.

Sobre los 30', el visitante desperdició una chance que podría haber modificado el rumbo del encuentro. Centro atrás tras un buen desborde por la zona derecha de la defensa, y pelota que le queda a Alan Sack con el arco solo. Sin embargo, el delantero del elenco neuquino le pegó mordido y la pelota se fue alta, casi como queriendo escaparse de la cancha. Tres minutos más tarde, la chance fue para Roca, con una buena pared entre Diego Guevara -la figura- y Lucas Volken, y un remate del carrilero Naranja que se marchó contra el palo izquierdo de Peralta.


SEGUNDO TIEMPO

Para el segundo tiempo, el Naranja logró hacer valer el hombre de más que tenía desde el comienzo. Como explicaría luego el “Coco” Landeiro, le indicó a Héctor Castro y Alexis Cire que jugaran más adelantados, con la defensa moviéndose en bloque para salir desde el fondo. La movida surtió efecto, y en los primeros 15', el local tuvo cuatro chances claras de gol.

En primera instancia, Castro y Volken no lograron concretar con dos buenos cabezazos. Luego, sobre los 6', Morán sacó un remate cruzado que se marchó cerca, y dos minutos más tarde no alcanzó a conectar un buen centro bajo del “Ruso” Prioreschi. Finalmente, tras una buena asociación entre Morán y Jonathan Valenzuela -muy movedizo sobre la banda, gran partido del lateral-, Guevara recibió sobre el área pero no logró definir cómodo.

El ingreso de Ávila por Sack en el Rojo sobre los 14' le aportó una cuota más de peligro al ataque de la visita. El delantero estuvo movedizo y amagó con complicar a la defensa local, pero finalmente no logró su cometido. A los 17', le anulaban el segundo del partido a Guillermo Aguirre, que convertía de cabeza en posición adelantada. 180 segundos más tarde, el “Chengue” tendría una nueva posibilidad rematando ante Peralta y picándola tras el rebote, pero el balón se iría pegado al palo izquierdo de Peralta.

Volken reapareció entre los titulares y cumplió con creces. Presionó, corrió, se mostró como opción y encima convirtió el 2–0. (Foto: Depo de mi vida)

Iban 28' cuando Crespo sacó del arco con un pelotazo largo, que Morán peinó en tres cuartos de cancha. Guevara recibió el envío, desbordó sobre la zona izquierda de la defensa y tiró un centro rasante hacia el centro del área, donde ingresaba Lucas Volken. El delantero apenas la tocó con la zurda, y la pelota ingresó pidiendo permiso, para hacerle entender que la rotura de ligamentos ya era cosa del pasado y que los 210 días sin jugar de titular quedaban sólo en eso, en una simple anécdota numérica, porque Lucas había vuelto y ya estaba haciendo lo suyo. 2–0 para el Naranja, alegría para Volken y delirio en las tribunas, porque Roca se imponía en un partido complicado y la noticia de la caída de Belgrano se hacía realidad.

Paul Carrasco ingresó por Cire tras el gol, y fue un aliciente más para que Roca superara con claridad al Rojo en el último tramo. Más tarde ingresarían Cristian Sarsa y Walter Quintana, pero sólo quedaría tiempo para que el local se luciera. Tocando bien, triangulando en todos los sectores y sin mayores inconvenientes, llegó el tercer tanto. A los 42', el “Pocho” Valenzuela recibió un pase de Castro, tiró un pelotazo largo y Volken se encargó de picarla por encima de Peralta. Un defensor del Rojo la sacó para un costado de cabeza, y la pelota encontró a Guevara, que atacaba una vez más, para que Diego definiera con tranquilidad y pusiera el merecido 3–0.

En los últimos minutos, Roca generó un par de chances más pero no logró concretarlas. Villa descontaba sobre los 45', tras un toqueteo del local que el Rojo cortó cerca del área, pero el partido ya era historia acabada hace rato.

Es todo abrazos en el Naranja. Gol de Guevara para poner el 3–0 y cerrar definitivamente el partido. (Foto: Depo de mi vida)

Buen triunfo del local, que quedó a un punto de Belgrano de Santa Rosa y que ahora recibirá a CAI de Comodoro Rivadavia para confirmar que intentará dar pelea en la zona alta. Sin errores para marcar, y con un gran crecimiento en la segunda parte, Roca plasmó la superioridad en el marcador y finalmente encontró el fútbol que tanto buscaba. ¡Vamos, Naranja!
Si bien el equipo merece más acompañamiento, la popular media de la calle Buenos Aires toma cada vez más color (Foto: Depo de mi vida)

SÍNTESIS

DEPORTIVO ROCA (3): Facundo Crespo; Juan Cifuentes, Gastón Martínez, Guillermo Aguirre, Jonathan Valenzuela; Diego Guevara, Héctor Castro, Alexis Cire, Maximiliano Prioreschi; Jonahan Morán y Lucas Volken. DT: Diego Landeiro.

INDEPENDIENTE (1): Guillermo Ferreyra; Víctor Manchafico, Joan Artaza, Fernando Pirotta, Nicolás Alegría; Manuel Berra, Leandro Teijo, Gonzalo Lucero, Orlando Porra; Alan Sack y Mauricio Villa.
DT: Gustavo Coronel.

GOLES: PT 29' Prioreschi (DR); ST 28' Volken (DR), 41' Guevara (DR), 45' Villa (IND).

CAMBIOS: PT 6' Peralta por Porra (IND); ST 14' Ávila por Sack (IND), 29' Carrasco por Cire (DR), 42' Sarsa por Prioreschi (DR), 44' Quintana por Morán (DR).

EXPULSADOS: PT 4' Ferreyra (IND).

ÁRBITRO: Sergio Testa (Bahía Blanca).

ESTADIO: Luis Maiolino.


BONUS TRACK
Los goles de Deportivo Roca 3–1 Independiente de Neuquén. (Video: Sentir Naranja — Tres Positivo Audiovisual)
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.