La gravedad de Bitcoin

Cómo los bucles de retroalimentación de valor-idea están atrayendo a la gente.

Gigi
Gigi
May 30 · 18 min read

Bitcoin representa diferentes cosas para diferentes personas. Sea lo que sea para ti, es sin duda un fenómeno de opinión y polarización. Hay ciertas ideas incrustadas en la esencia de Bitcoin y es posible que algunas o todas ellas te intriguen.

La invención de Bitcoin y su cadena de bloques (blockchain) subyacente, que es tan ampliamente malentendida, generó muchos proyectos, redes y comunidades. Algunas de estas redes están en competencia directa, lo que ha resultado en conflictos interminables y mucho debate. La raíz de estos conflictos es de naturaleza ideológica: desacuerdo sobre cómo es el mundo y cómo debería ser, un desacuerdo sobre las ideas.

Lo siguiente es un intento de explicar algunas de las razones detrás de esta polarización, explorar las dinámicas subyacentes con más detalle e ilustrar por qué un número creciente de personas parece estar gravitando hacia Bitcoin.

“Hay algunas rarezas en la perspectiva con la que vemos el mundo. El hecho de que vivimos en el fondo de un pozo de gravedad profunda, en la superficie de un planeta cubierto de gas que gira alrededor de una bola de fuego nuclear a 90 millones de millas de distancia y pensamos que esto es normal, obviamente es una indicación de cuán sesgada es nuestra perspectiva, pero hemos hecho varias cosas a lo largo de la historia intelectual para corregir lentamente algunos de nuestros malentendidos”.

Acordando sobre un conjunto de ideas

El objetivo de la red Bitcoin es llegar a un consenso, un acuerdo general sobre el estado del sistema. La disruptiva innovación de Bitcoin fue utilizar un costo infalsificable para alcanzar un consenso global sin depender de una autoridad central.

Bitcoin puede entenderse como un juego al que cualquiera puede unirse. Como todos los juegos, solo se puede jugar si tiene reglas, ciertas ideas que son internamente consistentes. De lo contrario, no sería un juego; sería un caos.

“Antes de que se pueda jugar cualquier juego, se deben establecer las reglas; Antes de que el juego pueda ser alterado, las reglas deben ser manifestadas. […] Todos aquellos que conocen las reglas y las aceptan, pueden jugar el juego, sin pelearse por las reglas del juego. Esto hace que la paz, la estabilidad y la prosperidad potencial sean un buen juego. Lo bueno, sin embargo, es el enemigo de lo mejor; Un juego más atractivo siempre podría existir”.

Las reglas de consenso de Bitcoin son solo eso: un conjunto de ideas, codificadas en reglas de validación, ejecutadas por nodos en la red. Cambiar este conjunto de ideas básicas es similar a cambiar lo que es Bitcoin, y la naturaleza descentralizada de la red hace que cambiarlas sea extremadamente difícil. No existe una autoridad central para dictar cambios, lo que hace que la adopción unánime de un nuevo conjunto de ideas sea virtualmente imposible. Cualquiera que cambie las reglas, incluso si cree que tal cambio es para mejor, comenzará a jugar un juego diferente, con solo aquellos que lo acompañan.

Como el famoso creador de Bitcoin dijo: la naturaleza de Bitcoin es tal que una vez que se lanzó la primera versión, el diseño del núcleo se estableció en piedra durante el resto de su vida útil.

Sin lugar a dudas, Satoshi tenía ciertas ideas en mente cuando creó Bitcoin. Muchas de estas ideas están articuladas en su escritura, e incluso en el bloque génesis. Sin embargo, lo más importante es que sus ideas centrales están codificadas en las reglas de consenso de Bitcoin:

  • Suministro fijo.
  • Sin punto central de falla.
  • Sin posibilidad de confiscación o censura.
  • Todo puede ser validado por todos en todo momento.

Este conjunto de ideas está incrustado en las reglas de la red y tienes que adoptarlas para participar. En esencia, una red como Bitcoin codifica un contrato social en su software: ideas que son compartidas por todos en la red.

Difundiendo ideas

Todas las cosas grandes comienzan poco a poco, y Bitcoin no fue la excepción. Al principio, era un nodo, una pieza de software, una persona, un conjunto de ideas. El 31 de octubre de 2008, se publicó el documento técnico de Bitcoin. Dos meses después, el 3 de enero de 2009, se minó el bloque génesis.

“The Times 03 / Ene / 2009 Canciller al borde del segundo rescate para los bancos”.

Llevó solo dos días hasta que una segunda persona se intrigó lo suficiente como para unirse a la red. Hal Finney ejecutó el software, se conectó al nodo de Satoshi y nació la red Bitcoin. Pronto, otras personas se dieron cuenta de la idea, ejecutaron el software y configuraron sus nodos para unirse a la red. El resto, como ellos dicen, es historia.

La red Bitcoin es una maquinaria compleja. Los componentes de la red (en parte tecnología, en parte biología) hacen que sea intrínsecamente difícil de describir y entender. Si bien lo siguiente no pretende de ninguna manera ser una descripción completa del sistema, creo que es útil centrarse en algunos constituyentes con más detalle. En particular, quiero centrarme en los siguientes cuatro: ideas, personas, código y nodos.

Ingredientes de Bitcoin: dos partes de software, dos partes de hardware.

En la capa física, la red está formada por nodos de interconectados. Las reglas de consenso de Bitcoin están incorporadas en su software, es decir, el código que se ejecuta en sus nodos. En última instancia, las personas están eligiendo qué software ejecutar, una decisión que está determinada por el conjunto de ideas que tienen.

La posibilidad de ejecutar nodos autónomos es parte de la razón por la cual las reglas de consenso de Bitcoin son tan difíciles de cambiar. Como se mencionó anteriormente, no hay una autoridad central, ninguna entidad para confiar. Los cambios deben ser adoptados voluntariamente por todos. La gente es libre de ejecutar cualquier versión del software, ya sea por convicción, pereza o desprecio.

Bitcoin es un sistema “basado en pruebas criptográficas en lugar de confianza”, para citar el documento técnico. La implicación es que tu eres la autoridad y tienes que verificar todo por ti mismo desde cero. Fuera de esto, surge el consenso.

“La libertad pone a los hombres de manera ruda y directa cara a cara con su propia responsabilidad personal por sus propias acciones libres”.

Frank Meyer, en defensa de la libertad

Tan pronto como se alcanza el consenso en la red, el valor entra en juego. Que los bitcoins, o cualquier dinero, para el caso, tengan valor, es en sí mismo una idea de la que la gente necesita estar convencida.

Para Bitcoin, este proceso tomó casi 500 días. Cuando la red estaba en su infancia, los bitcoins no valían nada. Fueron minados y enviados de un lado a otro entre curiosos cypherpunks. Sin embargo, en el momento en que Laszlo intercambió 10.000 BTC por dos pizzas, Bitcoin pasó de cero a uno. En un instante, la red se volvió valiosa de una manera tangible.

Desde este momento, el siguiente bucle de retroalimentación idea-valor está en juego:

  1. El conjunto de ideas de Bitcoin — su propuesta de valor — es atraer personas.
  2. Esas personas eligen libremente qué código ejecutar.
  3. El código seleccionado se ejecuta en nodos individuales, dictando su comportamiento.
  4. Los nodos se unen a la red, conectándose con compañeros que comparten sus ideas.
  5. La red llega a un consenso, permitiendo un acuerdo sobre quién posee qué.
  6. El valor, entonces, refuerza el conjunto de ideas aplicadas por las reglas de consenso: la encarnación de su propuesta de valor.
Circuito de retroalimentación idea-valor.

Este circuito de retroalimentación idea-valor, el refuerzo de ideas a través de la creación de valor, es el mecanismo detrás de la gravedad de Bitcoin. Todo en este ciclo influye en todo lo demás, ya sea software, hardware o wetware. Este bucle es lo que finalmente captura a las personas, y dado que el conjunto de ideas centrales de Bitcoin está virtualmente fijo, tiene algunos efectos sorprendentes en los conjuntos de ideas de las personas.

El pozo de gravedad de Bitcoin

Como hemos visto anteriormente, Bitcoin es un software dogmático que crea una red dogmática. El resultado de una red dogmática es que atrae a personas con dogmas similares.

Discutiblemente, la mayoría de los primeros en adoptar Bitcoin compartieron su conjunto de ideas básicas. Como lo señala Dan Held en Planting Bitcoin, Satoshi eligió cuidadosamente el grupo inicial de personas: criptógrafos y cypherpunks, que entendieron los componentes técnicos de los que está hecho Bitcoin.

Hay muchos caminos que podrían acercarte a la atracción gravitacional de Bitcoin: podría interesarte la criptografía, la seguridad de la información o las tecnologías financieras. Puedes tener ciertas creencias políticas o económicas. Podrías ser un fanático del oro, un defensor de la libertad de expresión o un especulador. Puede que necesites usar Bitcoin por necesidad. Cualesquiera sean las razones de tu contacto inicial con Bitcoin, hay una cierta probabilidad de que te atraiga. Satoshi aludió a este atractivo multidimensional en uno de sus correos electrónicos a la lista de correo de criptografía.

“Es muy atractivo para el punto de vista libertario si podemos explicarlo adecuadamente. Aunque soy mejor con el código que con las palabras”.

Una forma de ilustrar esto es mediante la visualización de un paisaje de ideas. Dado que el número de todas las ideas posibles es básicamente infinito, tendremos que concentrarnos en un pequeño subconjunto. Y ya que estamos hablando de Bitcoin, nos centraremos en el pequeño universo de ideas que surgen al preguntarnos qué es Bitcoin.

¿Qué es Bitcoin?

Pregunte a tres desconocidos qué es Bitcoin, y probablemente obtendrá tres respuestas muy diferentes. Cualquier respuesta está necesariamente determinada por la experiencia pasada, las creencias políticas y económicas y una comprensión individual del mundo. Su conjunto personal de ideas, su visión del mundo, define dónde se encuentra en el panorama de las ideas.

El paisaje tiene conjuntos de ideas que se agrupan: narraciones, que ayudan a explicar qué es Bitcoin. Una persona podría pensar en Bitcoin principalmente como oro digital, centrándose en el aspecto de valor de Bitcoin. Otra persona podría pensar en Bitcoin como un sistema de pago, centrándose en el medio de intercambio de Bitcoin. Otra persona podría pensar en Bitcoin como una forma de automatizar construcciones sociales más complejas, centrándose en la automatización de contratos e ideas similares.

“Nadie puede saberlo todo. La complejidad de la sociedad es irreductible. Nos aferramos a modelos mentales que satisfacen nuestra sed de entender un fenómeno dado y nos mantenemos en grupos que se identifican con narraciones similares”.

Estas narrativas, estos conjuntos de ideas, describen lo que Bitcoin en realidad es, al menos en parte, y lo que la gente piensa que es. Estas narrativas necesariamente evolucionarán con el tiempo a medida que evolucione nuestra comprensión del sistema y del sistema mismo. Ni las ideas, ni las personas, ni Bitcoin, ni el mundo en general son cosas estáticas. Nuestras visiones de Bitcoin han cambiado y seguiremos haciéndolo en el futuro.

Sea lo que sea Bitcoin, actúa como un pozo de gravedad en este universo de ideas. Si tu conjunto de ideas se superpone con las incorporadas por Bitcoin, estás cerca de su gravedad y capturado fácilmente. Si tu conjunto de ideas se opone al de Bitcoin, estás lejos de su fuerza gravitacional y permaneces sin ser atraído.

Pozo de gravedad de Bitcoin.

En consecuencia, Bitcoin está atrayendo a personas que comparten ciertas ideas e ideales. “Dios los cría y ellos se juntan” como dice el dicho. En este caso, muchos nerds y cypherpunks se reunieron alrededor de Bitcoin temprano. No es particularmente sorprendente.

Lo que sorprende, sin embargo, es el efecto secundario de una red dogmática: influye en las personas. Dado que el conjunto de ideas que incorpora Bitcoin es fijo, es el conjunto de ideas de las personas lo que tiene que alinearse, no al revés. Los últimos diez años han demostrado que Bitcoin es muy eficaz para cambiar las mentes de las personas. Hasta ahora, ninguna mente fue particularmente efectiva para cambiarlo.

“Así que el universo no es como pensabas que era. Será mejor que reorganices tus creencias, entonces. Porque ciertamente no puedes reorganizar el universo”.

Para repetir un viejo dicho de TFTC: Bitcoin nos cambiará más de lo que lo haremos nosotros, como he aprendido.

Atracción y repulsión

Pero, ¿y si tu conjunto de ideas no se superponen con los de Bitcoin? ¿Qué sucede si deseas cambiar el conjunto de ideas de Bitcoin, sin estar convencido de la inutilidad de este esfuerzo? ¿Qué pasa si te repugnan francamente algunas de sus ideas?

“El milagro de la física del que estoy hablando aquí es algo que en realidad se conocía desde la época de la relatividad general de Einstein; Esa gravedad no siempre es atractiva. La gravedad puede actuar repulsivamente”.

Si realmente te repugnan las ideas de Bitcoin, podrías terminar alejándote hacia el espacio, uniéndote al vacío interestelar donde los nocoiners flotan.

Si deseas cambiar las ideas de Bitcoin de una manera fundamental, podrías terminar creando otro pozo de gravedad. Esto es fácilmente posible debido a la apertura de Bitcoin. Su código de fuente abierta, su estructura de red sin permisos y la falta de organización formal de cualquier tipo permiten a cualquiera copiar, modificar y ejecutar el código sin pedir permiso.

Como se describió anteriormente, cambiar las reglas básicas de Bitcoin da como resultado un juego nuevo, diferente del juego al que juegan todos los demás. Para no jugar solo, deberías convencer a otras personas para que jueguen contigo. Si deseas tener la misma cantidad de personas con las que jugar, tendrás que convencer a todos en la red de que tu conjunto de ideas es mejor que el de todos los demás. Y como este es principalmente un juego financiero, los fuertes efectos de red son muy beneficiosos; te conviene convencer a todos.

De lo contrario, se creará un sistema de competencia; ya sea creando una nueva red o separándose de la red existente de Bitcoin. Dado que todos los nuevos proyectos están inspirados en Bitcoin, el conjunto de ideas necesariamente se superpone; a veces casi exactamente.

“El seguimiento de las narrativas es una buena manera de ayudar a las personas a comprender que hay, de hecho, un menú de creencias que compiten por su afiliación; […] Tratar de identificar dónde termina una narración y dónde comienza otra es una tarea desafiante, ya que las ideas tienden a tener bordes permeables.”

Dado que es posible crear nuevos pozos de gravedad (a) y (b) relativamente fácil de hacer (copiar el código de Bitcoin, cambiar algunos parámetros, lanzar la nueva red con un par de amigos) hubo una explosión de monedas alternativas en los últimos años . Si bien la mayoría de estas altcoins son estafas, algunas intentan encontrar un nicho, atrayendo a personas que comparten su conjunto de ideas nuevas o modificadas.

Diferentes ideas son capturadas por diferentes pozos de gravedad.

Ser absorbido por uno de estos pozos de gravedad, y por lo tanto en un circuito de retroalimentación de valor de idea, es la razón de gran parte de la toxicidad que vemos en Bitcoin y en otros lugares. El vínculo directo entre mantener creencias (ideas) y mantener activos (valor) es un factor multiplicador que puede resultar en un atrincheramiento cada vez más profundo.

“Todo el mundo sabe hoy en día que las personas “tienen complejos“. Lo que no se conoce tan bien, aunque en teoría es mucho más importante, es que los complejos pueden tenernos”.

Se podría argumentar, como lo hizo Carl Jung en relación con los complejos, que las cadenas de bloques tienen gente. En la raíz de cada pozo de gravedad hay un conjunto de ideas y un grupo de personas que son tenidas por aquellas

Una vez capturada, una diferencia en tecnicismos puede convertirse fácilmente en una diferencia en ideologías, y viceversa. En cualquier caso, renunciar a las ideas es difícil, pero si su valor neto está vinculado de forma intratable a estas ideas, cada vez es más difícil.

Órbitas y colisiones

La formación de cualquier pozo de gravedad no es exactamente una marcha suave. Al igual que la formación estelar y planetaria es a veces violenta: los soles se tragan planetas, los planetas se chocan entre sí y las lunas se hacen pedazos, la formación del pozo de gravedad de Bitcoin también tuvo algunos eventos violentos.

Planeo explorar algunos de estos eventos en el futuro, pero por ahora, reconozcamos que hay otros proyectos en órbita alrededor de Bitcoin y que ha habido colisiones en el pasado.

Una impresión artística de Bitcoin y sus satélites. Fuente: KQED Science

Aún está por verse si todos los demás proyectos serán tragados por Bitcoin o por muerte propia, o si algunos encontrarán órbitas estables. Lo que se puede observar hoy, sin embargo, es que la mayoría de las redes son competitivas. Para citar a Eric Hoffer: “la ganancia de uno en los seguidores es la pérdida de todos los demás”.

Lo que también se puede observar, ya que ha ocurrido varias veces en los últimos años, es que los proyectos que no cumplen con su propuesta de valor están perdiendo rápidamente a la mayoría de sus partidarios y también a su valor: lo primero debido a la desilusión, lo segundo debido a las fuerzas del mercado. El valor, y la especulación sobre el valor futuro, es una parte integral del bucle de retroalimentación idea-valor. Si las ideas no se materializan o fallan, se pierde el valor real (y especulativo), que está matando efectivamente esas ideas y las redes que las encarnan.

Sin embargo, siempre que las personas tengan diferentes conjuntos de ideas, y mientras un proyecto en la órbita de Bitcoin incorpore este conjunto de ideas, la gente acudirá a él. Si esas ideas tienen mérito se decidirá por el tiempo, el mercado abierto y, en última instancia, la realidad. Las ideas horribles no funcionan en absoluto, las ideas malas no duran mucho y las soluciones que no son sustancialmente mejores que el status quo no prosperarán en un mercado libre.

Las mejores ideas, sin embargo, pueden ser descubiertas por las redes más grandes y serán asimiladas, si es posible la asimilación. Si Bitcoin puede comerlo, lo comerá.

Alimentándose de ideas

Como se mencionó anteriormente, el conjunto de ideas centrales de Bitcoin se fijó desde el primer día. Sin embargo, esto no implica que Bitcoin no pueda ser mejorado. Puede y debe mejorarse, pero debe mejorarse de manera que no destruya la esencia de Bitcoin. Dichas mejoras están sucediendo todo el tiempo, por lo que tenemos payments to script hashes, segregated witness y podemos pagar pequeñas cantidades de forma rápida y económica en la lightning network.

Vale la pena explorar los aspectos técnicos de la mejora de Bitcoin, y la importante diferencia entre un soft fork y un hard fork, pero están fuera del alcance de este artículo. Sin entrar en más detalles sobre la naturaleza de estas mejoras, Bitcoin sin duda está mejorando y, por lo tanto, su conjunto de características está cambiando y expandiéndose.

En términos de atracción gravitacional, esto significa que Bitcoin está ganando masa. El conjunto de ideas que describe a Bitcoin se está expandiendo junto con su conjunto de características, lo que potencialmente captura a más personas y absorbe los proyectos e ideas en competencia en el proceso.

La idea de pagos baratos, por ejemplo, ha resurgido gracias a los canales de pago en la Lightning Network. Aunque aún se encuentra en sus primeras etapas, otros proyectos basados ​​en esta idea perderán su mérito si la Lightning Network tiene éxito a gran escala.

La privacidad es otra idea que está en la raíz de varios proyectos en competencia. Si las futuras mejoras de privacidad en Bitcoin resultan ser exitosas (Schnorr signatures, lightning networks, whirpool, billeteras que soportan CoinJoins), estos proyectos también pueden ser devorados por Bitcoin.

“Y la tierra abrió su boca, y los tragó, y sus casas, y todos los hombres que pertenecían a Coré, y todos sus bienes. Ellos, y todo lo que les pertenecía, descendieron vivos al pozo, y la tierra se cerró sobre ellos; y perecieron de entre la congregación”.

No estoy diciendo que todos los demás proyectos perecerán, necesariamente. Pero las redes prosperan debido a los efectos de la red: el ganador se lleva la mayoría, si no todos.

El valor de la convicción

Cuando las personas debaten ideas, el tribalismo es la norma, no la excepción. Ya sea política, deportes, iPhone vs Android o piña en pizza, las personas se identifican con el campamento más cercano a sus ideas e ideales.

Si bien la validez de las ideas a veces es difícil de medir, ya sea porque sus consecuencias son muy indirectas (políticas) o subjetivas y no son verdaderamente importantes en el gran esquema de las cosas (la piña en la pizza), las redes como Bitcoin vienen con una medida directa: el valor.

Si bien este valor puede distorsionarse tanto por manipulación como por especulación, es un indicador confiable y (casi) directo de la convicción y la validez de las ideas. Si más personas están convencidas por el conjunto de ideas de una red, más personas mantendrán su token nativo como un activo. Y mientras más se alineen esas ideas con la realidad, la red genera más valor en el mundo real, lo que convence a más personas y profundiza las convicciones de quienes ya están convencidos.

Bitcoin tiene la mayor gravedad por una razón: funciona desde el primer día, resuelve problemas reales para personas reales, generando valor real. Funciona porque su conjunto de ideas se alinea más estrechamente con la realidad. Es valioso porque la gente cree en su propuesta de valor, y por una buena razón: Bitcoin es la red más grande, más segura y más robusta para la transferencia de valor digital y sin permisos hasta la fecha. Y está creciendo.

Ya sea que estés convencido de las ideas de Bitcoin o estés diametralmente opuesto a ellas, a Bitcoin seguirá sin importarle. Su atracción gravitacional seguirá aumentando, tragando ideas, personas, códigos y nodos en el proceso.

Conclusión

Hemos visto que Bitcoin incorpora cierto conjunto de ideas en sus reglas de consenso y en su arquitectura general. Cambiar el conjunto de ideas centrales de Bitcoin es prácticamente imposible, por lo que su diseño central está “establecido en piedra” desde el primer día.

El circuito de retroalimentación idea-valor es lo que crea la gravedad de Bitcoin. Las personas que se acercan a este circuito de retroalimentación tienen cierta probabilidad de ser capturadas, lo que las obliga a alinear su propio conjunto de ideas con las de Bitcoin o alejarse forkeándolo.

Entender que cualquier sistema invariable cambiará a sus participantes es útil para comprender tanto la atracción como la repulsión de Bitcoin. Dado que cambiar el conjunto de ideas básicas no es una opción, se lanzan nuevos proyectos que incorporan nuevos conjuntos de ideas, creando nuevos pozos de gravedad en el proceso.

Un bucle de retroalimentación de valor de idea diferente es la base de cada pozo de gravedad. El tribalismo y la aversión a las pérdidas ayudan a explicar parte de la toxicidad entre los proyectos en competencia y las comunidades, ya que caer en cualquier circuito de retroalimentación manchará la visión del mundo de cualquier persona capturada por ella.

“Porque uno puede ser víctima de la posesión si uno no entiende por qué uno está poseído. Uno debería preguntarse por una vez: ¿Por qué esta idea se ha apoderado de mí? ¿Qué significa eso para mí?”

Tanto el mundo como Bitcoin son cosas dinámicas, por lo que cualquier conjunto de ideas que actualmente tenemos es insuficiente para una visión completa y permanente de cualquiera de los dos. Bitcoin puede cambiar y lo hace, incluso si su esencia es virtualmente inmutable. Sin importar nuestras creencias individuales, no debemos apegarnos demasiado a ninguna narrativa ni a ningún conjunto de ideas.

El dominio de Bitcoin no es casual. Su conjunto de ideas logró convencer al mayor grupo de personas, generando el mayor valor a su vez. Sin embargo, explorar otras ideas puede ser algo bueno y saludable, si se persigue genuinamente. El tiempo y el libre mercado decidirán qué ideas se alinean con la realidad. Las malas ideas se desvanecerán, y las buenas ideas serán absorbidas.

En un mundo donde las personas tienen una combinación de ideas y activos valiosos, un circuito de retroalimentación que vincula y refuerza ambas es una poderosa fuerza de atracción. Ya sea que recién comenzaste a sentir el suave tirón de Bitcoin o si has sido un hodlonaut en órbita cercana, la gravedad de Bitcoin seguirá aumentando. Estoy convencido de esa idea y espero haber sembrado una semilla de convicción en ti también.

Otras lecturas

Expresiones de gratitud

  • Gracias a Hasu, cuya increíble respuesta ayudó a dar forma a grandes partes de este artículo. Su escritura sobre Desempaquetando el contrato social de Bitcoin fue mi inspiración para escribir sobre la gravedad de Bitcoin.
  • Gracias a Nathaniel Whittemore por sus escritos sobre narraciones y comentarios sobre borradores anteriores de este artículo.
  • Gracias a Ben Prentice por corregir el borrador final.
  • Gráficos basados ​​en el conjunto fxemoji cc-by Sabrina Smelko
  • Dedicado al gato espacial más valiente de todos (* abril de 2017, † de abril de 2019).

Traducciones

Originally published as Bitcoin’s Gravity on medium and dergigi.com.
Spanish translation by @CamiloJdL

Este trabajo se publica bajo la siguiente licencia: Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0)
Gráficos basados ​​en el conjunto
fxemoji cc-by Sabrina Smelko