Tira la piedra y esconde la mano.

La responsabilidad es con algo que todos nos enfrentamos tarde o temprano a pesar que se intente evitarlo. 
Fuera de las responsabilidades estereotipadas por la sociedad, abordo este tema como una responsabilidad inherente en el ser humano gracias a su capacidad de decidir.
Hace poco me confronté con una situación muy desagradable en la que dos personas tomaron decisiones que acabaron afectándome gravemente. La situación acaba bien en varios sentidos, utilicé mi enojo de forma constructiva, y puedo continuar con el proyecto que amenazaba con disolverse por completo. Sin embargo al decidir reportar cómo me afectó la situación, a la persona que sin miramientos tomó la decisión de sacarme sin consultar conmigo la situación (por cierto muy confusa) ella respondió que: defendía por completo su forma de actuar, ella sabía mucho de la vida, “que era parte del showbiz” y que aprendiera a que no me afectara de esa manera. Después de leer esto me quedé algo perpleja con la reacción pero entendí algo; mi reacción y el reportarle las consecuencias de sus desiciones en mi vida fue una amenaza a su estructura del Yo, en su respuesta me dio a entender que ella tenía una historia de vida relacionada tal vez con la traición, la rigidez, la soledad y que estas experiencias fueron acumulándose para conformar lo que considera su deber ser en la vida. 
El miedo es uno de los grandes obstáculos de la empatía, cuando se manifiesta a manera de un mecanismo de defensa impide verse a la persona claramente, ser flexible y ver a los demás. 
Aunque la subjetividad también entra en juego, puede volver confusa la situación respecto a quién tiene la razón en el conflicto; eso tiene que ver en cómo acomoda uno la situación. Como yo lo hago actualmente es así:
1-. Permitirme sentirlo visceralmente. Gritar, llorar, mentar madres, todo lo que sea necesario.
A) entender la situación desde todos los ángulos posibles.
B)En esta situación cuáles responsabilidades me tocan y cuáles no
C) tomar desiciones sobre cómo afrontar la situación y las consecuencias de ellas.
D) sublimarlo y cerrar el tema.
Aprender este orden me costó mucho tiempo y trabajo personal, pero me ha beneficiado muchísimo emocionalmente.
El orgullo puede tener la función de proteger aquellos aspectos del ser que se sienten vulnerables, pero el asumir la responsabilidad sobre los sentimientos, las acciones y sus consecuencias es inevitable. Finalmente a pesar de que la persona se esconda de la responsabilidad acabará por encontrarla y confrontárla con el espejo.

Es fácil victimizarse sin embargo es un estado frágil, la fortaleza viene de asumir las responsabilidades que te corresponden.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.