La app Azahar, de la Fundación Orange y la Universidad de Valencia, ayuda a los niños con problemas de autismo.

Autismo y aplicaciones para mejorar la calidad de vida de los que la padecen

El pasado mes de octubre algunos medios informaban sobre la noticia de una alumna de cuarto de Educación Primaria de la VIU Meritxell Molina que había desarrollado una aplicación móvil, App Picto Connection, para facilitar la comunicación a personas con autismo (Trastorno del Espectro del Autismo — TEA). El pasado mes de octubre, además, según dio a conocer la Fundación Orange a través de su blog, esta ha desarrollado también aplicaciones con el mismo propósito.

Concretamente, hasta 13 aplicaciones son las que ha desarrollado la Fundación Orange para contribuir al favorecimiento de la comunicación y la creación de vínculos entre las personas con barreras de comunicación y participación, los que supone un positivo estigma para este trastorno y la comunidad que permanece a su alrededor, como familiares y amigos de las personas afectadas.

En España hay 140.447 personas que padecen TEA y que podrían beneficiarse de todas estas herramientas gracias a los desarrolladores y las nuevas tecnologías que las hacen posibles. Ya solo en edad escolar hay alrededor de 50.000 niños afectados. Estas aplicaciones y herramientas, alabadas por los profesionales médicos, consisten, en su gran mayoría, en el uso de pictogramas en el entorno digital para ofrecerles la posibilidad de establecer una comunicación efectiva con otras personas tanto de su entorno natural como fuera de éste. La dinámica consiste en extender las señales y las claves visuales de los juegos y sus entornos al mundo real, en el que los sistemas de señalización de espacios cobran, para las personas con autismo, gran importancia a la hora de sentirse seguros y hacia un estado de bienestar al cerciorarse, gracias a estas señales, de su situación espacial y de los hechos que puedan ocurrir en el futuro.

Algunas de las aplicaciones de la Fundación Orange son Azahar, In-TIC, In-TIC AGENDA, Sígueme o ZAC PICTO. Azahar ha surgido como fruto de colaboración entre el Grupo de Autismo y Dificultades del Aprendizaje del Instituto de Robótica de la Universidad de Valencia y propia Fundación Orange junto con el apoyo del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través de su Plan Avanza.

La detección e intervención temprana

Desde Cidi+, aprovechando la ocasión, queremos hacer saber de que la detección e intervención temprana del Trastorno del Espectro del Autismo implica una mejora en la calidad de vida de la persona que lo presenta y de su familia. De hecho, hay estudios que indican que aunque normalmente el diagnóstico del trastorno del autismo no desaparece con el tiempo, las conclusiones obtenidas sostienen que existe un pequeño porcentaje de casos que consiguen superar el trastorno. Por eso, desde nuestra comunidad, queremos ofrecer algunas claves para su fácil y temprana detección que, combinadas con las aplicaciones informáticas expuestas y ejercicios al aire libre como por ejemplo deportes (baloncesto o natación que hacen posible flexibilizar las rutinas además de aumentar la capacidad visual, mejorar el desarrollo muscular y disminuir el stress), harán más posible y de mejor forma una mejor calidad de vida de la persona que lo padece. Los indicadores de detección temprana del TEA son: a los 12 meses, que el niño no balbucee o reconozca su nombre, ni haga gestos como saludar con la mando o señalar para pedir o mostrar alguna cosa. A los 18 meses, que no diga palabras sencillas. Y a los dos años de edad, que no diga frases de dos o más palabras que sean espontáneas y no sólo repeticiones de lo que haya escuchado, que tenga dificultades para mantener el contacto ocular cuando se le habla y que no se implique en juegos compartidos.



Originally published at Cidi+ Biomed on December 18, 2013.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.