Cuando tu amigo se olvida de vos... en una ciudad desconocida.

A 35 kms de Encarnación, en Obligado se festeja la fiesta de la Cerveza o el Choppfest. Esta es una tradición anual de toda la ciudad y cada año festejan por 5 días con música, baile, comida y tragos o mejor dicho: Cerveza.

Yo, siendo muy fan de las fiestas tradicionales y el encanto que tienen (vamos a decirle así), estaba muy emocionada por ir por primera vez. En ese entonces vivía en Encarnación.

Fuimos en el móvil del amigo de mi amigo y éste último había conseguido casa de otros de sus amigos en Obligado. Alta joda con tanto baile y tanta birra. La emoción no entraba en mis ropas.

Toda la noche en la fiesta bailamos, cantamos, gritamos y giramos al ritmo de los grupos musicales que se presentaron en el escenario principal. Estaba muy feliz.

Mientras amanecía, hubo un problemilla con mi amigo. Éste decidió salir de la fiesta por alguna razón inexplicable y como ya era tarde (o muy de mañana la verdad), no le dejaron entrar de nuevo. Todo esto pasó mientras sus amigos (que los conocí esa noche) y yo comíamos chukrut y ni nos dimos por enterados.

Cuando nos empezamos a preocupar por mi amigo que nunca volvió del baño, nos levantamos y fuimos a buscarlo. Después de unas vueltas, lo vimos al otro lado del portón gritándonos enojado. (Ooops…)

Salimos de la fiesta para e ir al departamento a dormir unas horas antes de manejar 35 km de vuelta a Encar. Nos subimos al auto todos y mi amigo nos seguía gritando todo el camino porque lo dejamos “solo y desamparado” fuera de la fiesta. Una vez en el lugar, inmediatamente me acosté y quedé dormida.

Mi amigo, que seguía pichado con todo el grupo, decidió ir de vuelta a Encarnación…. sin mí. (Vale acotar que de todo el grupo yo sólo conocía a 1, mi amigo).

Despierto luego de unas horas y noto que mi amigo no estaba y su celular daba apagado.

Imagen: despiertan a 35 km de su casa en un departamento con y de desconocidos, sin móvil ni dinero.

Los amigos de mi amigo me adoptaron ese día. Estaban tan sorprendidos como yo de que mi amigo me haya dejado. Me dieron de comer, de tomar y me llevaron sana y salva a casa. Menos mal los amigos de mi amigo si son buenas personas. Algo que no puedo decir de mi amigo, gran amigo, Carlos.