HHH, nuestro ESTUDIO en Bilbao

Han sido ya muchos años desde que volví a Bilbao pensando en formarme con un master y en vez de ello acabé dando clases. Muchos años aprendiendo por mi cuenta, yendo a eventos, compartiendo… No me ha ido del todo mal porque he hecho muchas cosas, la mayoría bajo el radar. Ahora ha llegado el momento de dar forma a todo ese know-how y plantear una metodología de aprendizaje sobre lo que debería ser la formación de un diseñador en 2018.

Por un lado esta COLLISIONS como una manera de integrar en la industria digital los perfiles necesarios y crear esos encuentros. Un interesante proyecto, con una visión muy ambiciosa, del que hablaremos pronto. Por el otro mi aproximación personal al autoaprendizaje. Es algo que llevo tiempo dándole vueltas y creo que ha llegado el momento de darle forma.

Un Estudio en el auténtico sentido de la palabra

Que no existe… pues lo monto yo. Estoy en un momento Zen de mi vida en que he dejado de quejarme, intentar cambiar las cosas a través de las instituciones, los centros o las empresas que ya existen. La tecnología, mi red de personas y mi propia experiencia me permiten poner en marcha todo aquello que siempre eché en falta. Así que inauguramos mi hija Martina y yo un Estudio en el auténtico sentido de la palabra. Donde estudiar y aprender, donde enseñar y compartir, donde conectar perfiles que parecen lejanos pero que no lo son tanto, donde volver a dar valor a antiguas profesiones y teorizar sobre el empleo del futuro… Un lugar donde hacer lo que el dia a dia no te deja, un sitio donde compartir con la gente que comparte y sobre todo un espacio donde poder mancharse las manos si hace falta.

HHH ES

  • Un sitio donde proyectar películas y documentales relacionadas con el sector de la comunicación: sign painters, happy film… verlas solo está bien, pero se aprende mucho más escuchando las opiniones de otros profesionales.
  • Un lugar donde compartir conocimiento con una perspectiva global y visión estratégica.
  • Una excusa para invitar a Bilbao a profesionales a los que admiro y que me hayan resultado interesantes como personas.
  • Un centro no orientado a la capacitación profesional (para eso ya está Collisions Projects) sino para satisfacer la curiosidad y hacer lo que normalmente no tenemos la oportunidad.
  • Puede dar cabida a temas tan distintos pero que me interesan como: trabajo de madera con torno, diseño estratégico, imagen generativa, videomapping, lanzamiento de productos y servicios, aprender a usar jekyll o grav… o charlar con amigos tomando un café.

COMO

  • Soy muy crítico con el modelo de enseñanza actual. Lo he sufrido y he leído mucho sobre el tema, ya no hay problema en acceso al conocimiento, ahora el problema es filtrarlo y digerirlo. Para ello hasta final de año estoy puliendo mi metodología de aprendizaje, basada en mi propia experiencia a lo largo de tantos años y a cosas que he aprendido conectando con profesionales de otros sectores. Por eso las Metodologías ágiles formarán parte del proceso: estimando, evaluando, creando incentivos y penalizaciones… y sobre todo organizando en sprints de aprendizaje las disciplinas que interesen en cada caso. La idea es dividir el proceso de aprendizaje en periodos más cortos y partir de una fase de documentación e investigación, otra fase de prototipado y la última, muy importante, la creación de un producto real relacionado con ese conocimiento. Creo que ese es el camino, si es un éxito lo documentaré como hice con el Máster Clandestino por si alguien quiere replicarlo.
  • Autogestionado. Uno de los problemas, es que pretendemos que otros lo hagan por nosotros. No creo que haga más cosas subvencionadas al 100% a futuro, por eso todo será realizado con recursos propios.

INSPIRACIÓN

Los caminos que hemos tomado en la vida hacen que seamos lo que somos, no hay que renunciar ni a las malas experiencias, ni al aburrimiento, ni a los desengaños… todas esas malas experiencias son necesarias para disfrutar y aprender.

Equivocarse mientras sea barato es una de las cosas que busco con HHH, el error y la imperfección.

Ha habido gente que me ha inspirado como los creadores de la pantalla de la Alhóndiga Kin Design con los que compartí tequilas en la segunda edición de Selected. El modo en que tienen organizado su estudio y como gestionan los proyectos son una inspiración para mi, algo inalcanzable, pero lo que me interesa es el camino, no la meta. En esa edición también estaba por allí un diseñador que fue todo un descubrimiento: Demian Conrad. Un tipo que hackeaba las máquinas de offset y con una visión del diseño más que interesante. Alguno se tirará de los pelos viendo en lo que está trabajando ahora. Por supuesto hay muchos más: Mr. Draplin del que estoy aprendiendo mucho de su modo de diseñar pero sobre todo de su forma de actuar, del Señor Sagmeister cuya teoría de la “jubilación” me sirvió mucho como motivación en un momento duro de mi vida y por supuesto no puedo perder la referencia de los clásicos Dieter Rams (en su dia pague por el crowfunding de su documental) y el gran Saul Bass cuyos trabajos no decoran sino que nos vigilan desde las paredes del estudio. Uno de los primeros proyectos que quiero hacer es reproducir su sistema de trabajo y ver los resultados que puede surgir de ahí. Buscar ese contacto con el material en entornos digitales.

Siempre he querido hacer esto pero la chispa que encendió el proyecto fue un personaje que aparece al principio de la película el bailarín del desierto. Si las circunstancias no son buenas haz todo lo que esté en tu mano para, sino mejorarlas, sentar las bases para que el futuro pueda ser mejor. Y en eso estamos. ¿Y tu que haces para que las cosas mejoren?