Visita a Asunción Ixtaltepec

Por Diego Alatorre Guzmán y Kiana Alcántara en representación del Centro de Investigaciones de Diseño Industrial como parte del programa de brigadas de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México, los días 11, 12 y 13 de octubre de 2017.

Visita en la que conocimos el poblado de Asunción Ixtaltepec junto con representantes de las licenciaturas de Arquitectura y Urbanismo con el objetivo de evaluar los daños sucedidos en la región después de los sismos del 7 y 19 de septiembre del año en curso.

La investigación se centró alrededor de cuatro líneas de interés:

  1. Monumentos patrimoniales: la iglesia, la biblioteca y el palacio de gobierno son de los edificios más dañados en el poblado (Arquitectura),
  2. Vivienda tradicional: sobre todo en el primer perímetro (Arquitectura),
  3. Depósito de cascajo al lado del río: causado por la mala administración gubernamental (Arquitectura del Paisaje),
  4. Desarrollo económico: muchos hornos de pan, de totopos, de ladrillos y de alfarería destruidos (Diseño Industrial).

Nuestra labor como diseñadores industriales se centró en la evaluación de las condiciones en las que se encuentran los hornos de pan, de totopos y de ladrillos, así como en la identificación de actores estratégicos que puedan ayudarnos a plantear una estrategia integral para la reactivación económica en la región.

Previo a la visita indagamos acerca de iniciativas que se encuentran actualmente tratando temas relacionados a los de nuestro interés. Así fue como identificamos la existencia de los siguientes proyectos:

Marco Sánchez es el representante del despacho de Eco Constructores que se dedican a la construcción de proyectos arquitectónicos utilizando materiales y técnicas constructivas tradicionales, regionales, antisísmicas

https://www.facebook.com/ecoconstructores.oaxaca

Comité Melendre es una organización que busca la transformación positiva de la sociedad zapoteca mediante la realización de actividades encaminadas al desarrollo integral de sus poblaciones. Entre las iniciativas del Comité, está el proyecto de Adopta un horno que busca reactivar la actividad económica comercial de la región mediante la dotación de hornos para totopos a las familias que los perdieron:

Llegando a Asunción Ixtaltepec, buscamos dónde se producían los hornos de totopos, para lo cual comenzamos por visitar los talleres de alfarería, dentro de los que nos familiarizamos con el proceso de fabricación de los hornos de totopos, llamados hornos de comixcal y nos encontramos con que varios de los hornos en los que se queman tanto los hornos de comixcal, como también macetas, ollas y otros objetos de barro, fueron destruidos por los temblores, sin embargo, siendo básicos para la rehabilitación de las actividades productivas, la mayoría de los talleres ya habían reparado sus hornos y se encontraban de nuevo en funcionamiento.

Por la noche asistimos a una conferencia que dictó Marco Sánchez para comunicar a los vecinos acerca de métodos de construcción tradicional y por qué es importante utilizar materiales disponibles en la región y sistemas estructurales resistentes a los sismos. La conferencia se llevó a cabo en el café Binni Yoo que desde los sismos ha funcionado como centro de acopio y lugar de encuentro para tratar temas relacionados a la reconstrucción de Ixtaltepec. Aunque no asistió a la conferencia, también conseguimos el contacto de Mervyn Cruz, hijo de los dueños del café que está organizando una campaña de fondeo colectivo para reconstruir y activar la economía de Ixtaltepec.

Por la mañana del segundo día nos dedicamos a ayudar en la construcción de un horno de pan para la Sra. Lilia y en el proceso conocimos al Sr. Raúl Sánchez, maestro hornero que dirigió la construcción del horno y quien resultó también ser alfarero y ladrillero. El proceso de construcción del horno consistió en reforzar la base con trabes de concreto (que ya se había hecho previamente), en la construcción de una bóveda de unos 2 metros de diámetro con unos 600 ladrillos de adobe crudo con forma de cola de pato y 30 cubetas de tierra roja utilizada como mortero. Finalmente se recubre la bóveda con una carretilla de arcilla que sirve tanto de aislante térmico como para darle el acabado final.

Una vez terminado el horno, el Sr. Raúl nos invitó a conocer su casa, desde donde caminamos al área donde se encuentran las ruinas de más de 40 hornos donde se hacen ladrillos y donde tuvimos la oportunidad de conocer a los hermanos, también ladrilleros, del Sr. Raúl, quienes nos explicaron acerca de la precaria situación económica en la que se encuentran los ladrilleros, pues ellos rentan la tierra del patrón y tienen que extraer la tierra del lugar, preparar el horno y pagar una cuota fija por horneada. Habiéndose destruido los hornos, la responsabilidad de reconstruirlos no estaba siendo asumida por el patrón, sino que aparentemente, deberían ser reconstruidos por los ladrilleros, quienes sin ningún tipo de seguridad laboral, siguen endeudados con el patrón por no haber logrado sacar las horneadas planeadas debido al temblor.

El viernes nos llamó Marcos Sánchez para presentarnos a Perseida, una chica de Ixtaltepec que estudió Ingeniería en Alimentos en Querétaro y que había vuelto a la región a apoyar a los y las panaderas que perdieron sus hornos durante el sismo. Junto con su equipo, Perseida fundó una iniciativa llamada Una mano para Oaxaca junto con la cual han encontrado al menos 30 hornos derrumbados en Ixtaltepec y alrededor de 140 en toda la región.

https://www.facebook.com/manoparaoaxaca/

Para lo cual han conseguido financiamiento para apoyar a los y las panaderas más trabajadoras comprando los materiales necesarios para vuelvan a hacer pan. El modelo es bastante interesante e involucra, entre otras cosas, que el pan de la primera horneada en el nuevo horno sea repartido entre las y los vecinos.

Aquel día que nos reunimos, no tenían el contacto de ningún hornero disponible que pudiera ayudarles a hacer los hornos, por lo que les pusimos en contacto con el Sr. Raúl con quien ya comenzaron a trabajar para construir más hornos.

Conclusiones

El tejido social en Ixtaltepec está considerablemente fracturado. Aunque lo vecinos se conocen y tiene relaciones cercanas, no hay apoyo mutuo ni se practica el tequio desde hace varios años, aún así se nota explícita una gran disposición de los vecinos y miembros de los colectivos que trabajan en la región para colaborar en iniciativas locales, comunes y que vinculen diferentes actores con el fin de ayudar a restablecer la tranquilidad en la región.

Fortalecer el vínculo entre Ixtaltepec y la Facultad de Arquitectura permite oportunidades cercana para colaborar entre profesores, estudiantes, servidores públicos y vecinos de manera contamos con diagnósticos cada vez más profundos y permiten el intercambio y generación de nuevos conocimientos en temas relacionados a la alfarería, la arquitectura bioclimática, el manejo responsable de recursos naturales y demás temas de interés para ambas agencias.

Entre las acciones que se requieren de manera inmediata para la reactivación económica, es la reconstrucción de hornos de pan, de comixcal y de tabiques, ya que esta comunidad basa principalmente su economía en productos elaborados con maíz. Aunque ya existen varias iniciativas que los están apoyando, todavía se requiere de mano de obra calificada para la pronta reconstrucción.

La producción de ladrillos está parada y no parece haber apoyo para reanudarla, por un lado los patrones (terratenientes) esperan que los ladrilleros reconstruyan los hornos, pero no les dan incentivos para que lo hagan, por otro lado, el gobierno parece dar preferencia la construccion con block. El círculo vicioso podría romperse mediante la participación del Sr. Raúl y sus hermanos o los primos de Mervyn que también son ladrilleros.

Además de los hornos caídos, también se cayeron otros comercios (tiendas, farmacias y otros negocios). Por lo que existe la necesidad de generar nuevos proyectos que activen la economía local y refuercen la identidad de la región.

Algunas acciones que se exploraron con los vecinos entrevistados y miembros de los colectivos que buscan el fortalecimiento de la economía regional fueron la creación y comercialización de nuevos productos a base de maíz, de pan u otras materias primas locales, como mermelada de frutas o productos deshidratados solarmente.

Reporte fotográfico: https://photos.app.goo.gl/ZQzzLy47Y2QDnkyh1