Fotografía tomada en Guanajuato, México.

Hoy es un día especial.

Y no se trata de un feriado o un evento extraordinario. Hoy es un día especial porque me intriga la sensación de verlo de esta manera. Porque creo que es hora de enfocarse en lo que realmente importa y dejar a un lado aquello que me tiene fríamente atrapado.

Hoy es un día especial porque ya es suficiente; es suficiente de vivir con tensión, de estar rodeado de banalidad y saturación. La idea de que “menos es más” es clara: no hay nada peor que sentirse ahogado por lo que uno mismo ha acumulado al paso de los años.

Lo que digo hoy tiene un total sentido para mí, porque no hay algo inmediato que me impida verlo de esta manera. Porque lo creo y me insisto a dejarlo plasmado en algún lugar; en un pedazo de papel, o el equivalente a kilobytes que esta publicación pueda generar en algún servidor perdido al otro lado del mundo.

Tal vez se trata de dejar a un lado el molde y ser un poco más libre; de dejar a un lado los famosos guidelines o step-by-step. De entender que todo es repentino y de un momento a otro, nuestras circunstancias pueden cambiar; nuestra realidad puede ser otra.

Hoy es un día podríamos decir, “diferente”, porque finalmente he descubierto que muchas veces lo que se dice allá fuera no son más que palabras bonitas. Que lo más relevante no es lo que aparece en primeras planas, sino aquello que te hace sentir de nuevo esa humanidad, que en muchas ocasiones parece que hemos perdido. Hoy es diferente, porque lo que más nos mueve no cifras o hechos, sino historias que nos mantengan dopados de felicidad.

Tal vez las estructuras que hemos aprendido desde pequeños no son más que una brillante mentira para quedarnos encerrados. Tal vez todos perdemos un poco la cabeza y por tan sólo unos instantes, llegamos realmente a tener lucidez; tal vez eso es lo que sucede, tal vez eso es lo que me ha llevado a este punto.

Hoy es un día raro, único, personal; hoy es un día en donde me decido a cambiar esa insistencia y simplemente, dejarme llevar.

Hoy es un día especial: no puedo esperar a ver cómo será mañana.

D

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Diego Arámburu L.’s story.