Buscando Mi Horizonte

Un día te levantas, miras por la ventana y recordas: “Uy! Hoy tengo que hacer mil cosas y vuelvo super tarde a casa”. Otros te levantas, con los ojos entre abiertos aún, café en mano, abrís los mails y encontras uno que dice “Su solicitud ha sido aceptada. Felicitaciones!” o no tan positivo “Encontramos un problema en el sistema. Venite cuanto antes que estamos prendidos fuego”. Quizás tenes suerte, y es una mañana tranquila donde empezas a visitar las paginas y vídeos que te recomiendan tus amigos hasta que alguno de todos esos termina movilizándote y lo que parecía buena suerte de una mañana tranquila se evapora cuando te planteas: “¿Realmente estoy haciendo lo que me gusta?”

La escena transcurre en una mañana fría soleada, con café en mano, medio dormido, desayunando y arrancando el día. Pero la realidad es que no hay horario formal para que esas preguntas tomen lugar, esos mails sean recibidos o te compartan esos links que no podes dejar de ver.

He llegado a pensar que yo era el único que tenia esta encrucijada. Hace un par de días, luego de estar hablando con un amigo me lo definió como: “Estas buscando tu horizonte aún”, y me di cuenta que esa era la frase exacta que resumía lo que me pasaba. Pero, ¿que quiere decir? Que he tenido mañanas que me he levantado en cada uno de esos escenarios. Con buenas noticias, no tan buenas e incluso algunas para el olvido. Sumado a ello, he tenido la suerte de viajar, experimentar, conocer, volver, estudiar, socializar. Y finalmente, todos los días por algún u otro motivo, la misma pregunta reaparece: ¿Que es lo que quiero para mi vida profesional?

Y cuando me planteo eso es que entro casi en pánico. Me doy cuenta que avanzo en esta vida, guiándome por mis instintos y por mis deseos del momento como titula Jason Mraz una de sus canciones “Living in the moment”. Pero luego, si intento mirar un poco mas allá, el terreno se pone complicado y se vuelve una nebulosa.

Hoy, mi amigo Santiago me compartió uno de esos links que les comentaba. Se trataba de la historia de Anika Villalba quien en una charla TEDxUTN contaba como su sueño se volvió una realidad y aún más, hoy vive de ello. A medida que el video transcurría me encontré con sentimientos encontrados. Envidia (de la sana), aprecio, movilización e inspiración. Pero luego, me planteo que es lo que yo quiero y adivinen que, de golpe me encuentro en una rotonda dando vueltas circulares sin saber que salida tomar.

https://www.youtube.com/watch?v=7qEXjasHPRw

Si estas leyendo esto, te sentís identificado y estas esperando una solución lamento decir que no la tengo. Creo que cada uno es dueño de buscar su propia respuesta. Sin embargo, mientras se busca ese horizonte es importante sentirse pleno y satisfecho con uno mismo, el resto viene después. Quería solo compartir mi situación e invitarte a reflexionar y responder la siguiente pregunta publica o privadamente:

Vos, ¿ya encontraste tu horizonte?

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Diego Mendez’s story.