Historia de una Campeona de la equitación

Virginia Yarur equitadora número uno de Chile en la disciplina de adiestramiento, ganadora del bronze en los Juegos Odesur 2014 y de diversos campeonatos nacionales e internacionales, También calificó en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, donde tuvo una importante participación. Hoy es una referente de este deporte en el país, donde no solo ha logrado destacar en el país, sino también en Estados Unidos.

Madre de 5 hijos, Virginia hoy monta en el Club de Polo San Cristóbal, donde hoy pertenece al directorio de la rama de adiestramiento.

¿Cómo comenzó tu amor por la equitación?

Bueno, yo comencé a montar a los cuatro años y a los 8 años empecé a practicar y competir en la disciplina de salto. A los 16 años conocí el adiestramiento gracias a mi madre que me entregó un caballo de ella, porque este tenía muy mal carácter. Con el tiempo fui ganando su confianza y con él gane varios campeonatos nacionales.

¿Cuál fue tu primera competencia importante?

En 1995 fuí junto al equipo de adiestramiento de Chile a los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, fue muy importante para mí, ya que por primera vez participaba en una competencia con jinetes de alto nivel.

¿Cómo definirías ésta disciplina?

Para mí el adiestramiento es una danza donde el jinete y el caballo son pareja y tiene que existir una comunicación perfecta entre ambos.

¿Cuáles han sido tus mayores retos?

Principalmente, ser madre y deportista a la vez. Es una mezcla un cierto complicada porque tengo 5 hijos y dos de ellos son bien chicos y tanto este deporte como estar atenta para las necesidades de mis hijos ha sido un reto pero que hasta hoy he logrado dominar siendo muy metódica y ordenada con mis tiempos.

¿Cómo ha sido tu preparación en Estados Unidos?

La verdad es que allá el nivel es otro, los equitadores que compiten en Wellington ven la equitación como su trabajo y no como un hobbie, y la forma de entrenar allá es mucho más consistente. Es por eso que gracias a mi entrenadora, he logrado mejorar mucho mi nivel y el de mis caballos. Otro factor es que en las competencias allá me mido con deportistas de alto nivel, lo que me ayuda a ver a que altura me encuentro yo respecto a ellos.

¿Cuáles han sido tus mayores logros en la equitación?

Primero que nada poder representar a mí país ha sido el mayor logro de todos, logrando tener una medalla de bronze en los Juegos Odesur 2014. También haber tenido dos primeros lugares en competencias internacionales en las temporadas en Wellington Estados Unidos.

¿Cómo fue ganar tu primera competecia internacional en Wellington?

Fue algo maravilloso, la verdad es que no esperaba ganar, pero saque un puntaje muy bueno y me lleve una sorpresa gigante. La verdad que en un comienzo pensé que los jueces me miraban como la latinoamericana y que no me iban a tomar en cuenta, pero luego de mis dos triunfos, una jueza se me acerco para felicitarme y decirme lo impresionados que estaban con mí desempeño. De hecho luego de cada competencia internacional, tocan el himno del país del jinete y el de Chile no lo tenían, pero luego de que gane, se lo consiguieron junto a la bandera.

¿Este 2017 vas de vuelta a entrenar a Estados Unidos?

Sí, pretendo irme a comienzos del próximo año, para comenzar a preparame para el Sudamericano, y también para seguir compitiendo en la temporada de competencias internacionales del Glogal Dressage Festival en Wellington.

¿Qué cambios sentiste al entrenar y competir fuera de Chile?

La verdad es que mucho, ya que la posibilidad de competir junto a grandes jinetes y por sobretodo tener la posibilidad de ser entrenada por Yvonne Losos, medallista olímpica, ha sido una experiencia enriquecedora que ha cambiado mi visión en este deporte y que claramente ha marcado un punto de inflexión en mi carrera. Gracias a ella me he podido profesionalizar en este deporte.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.