Argentina, el Poder Global del Dinero y la gestión Macri/Cambiemos

El informe que publicó el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), confirma lo que meses atrás señalábamos sobre la importancia vital que tiene el costo financiero y el cual podría hacer explotar de manera definitiva a la administración Macri/Cambiemos (M/C) si no se implementan correctivos sustanciales y si el Poder Global del Dinero les suelta la mano.

Sosteníamos esa visión específica en días inaugurales de la gestión M/C y en clara opinión disidente de las expresiones de quienes pregonaban como factores inmediatos y determinativos del mentado debilitamiento significativo y de la declamada “caída de M/C” al costo político y al costo social.

Enfatizábamos que si Mauricio Macri y sus colaboradores señeros hacían bien los deberes que les pedirían los magnates y personeros del Atlantismo y del Poder Global del Dinero, podrían continuar superando adversidades políticas y sociales hasta que el costo financiero sea un limitante anulante de la gestión M/C y ahí el Poder Global del Dinero no se haría responsable de la caótica y desgraciada situación.

Dicho deberes son: aplicar las medidas macro positivas para la Oligarquía Internacional del Dinero y reducir y/o controlar el disenso organizado y operante.

En otras palabras, M/C tienen como finalidad principal gestionar para las élites crematísticas internacionales e internacionalistas en detrimento de los intereses de la Nación Argentina.

Para lograr con eficiencia dicho objetivo, además de la ya mencionada subordinación acrítica a la Plutocracia Internacional, M/C se aliaron con un sector del establishment nativo (cuyos referentes tienen la ciudadanía argentina sólo por haber nacido en nuestro suelo pero carecen del espíritu verdaderamente argentino) y se apoyaron en la institucionalidad de la Masonería para utilizar también el funcionamiento de las redes que tienen influencia directriz en ciertas dirigencias partidocráticas que fungen ahora de opositoras.

El informe de IDESA, basado en el recientemente elaborado Presupuesto 2017 del Poder Ejecutivo Nacional, evidencia que “sólo 1 de cada 3 dólares de aumento de deuda va a inversión “ porque el incremento de la deuda pública anual 2017 sería de 37 mil millones de dólares y el gasto de capital oscilaría los 13 mil millones de dólares [1].

El déficit fiscal primario sería de 2,3 % del PBI y el déficit financiero total sería de 4,9 % del PBI.

Y, como muy bien señala IDESA, si las transferencias del Banco Central de la República Argentina y de la ANSES no se computaran como ingresos del “Estado Nacional” el déficit financiero total sube al 6,8 % del PBI.

La administración M/C eligió sostenerse financieramente con endeudamiento externo pese a no tener capacidad de repago, detalle que los arquitectos y los operarios de las Finanzas Internacionales conocen perfectamente. Le otorgan préstamos sólo por estrategia del Poder Global del Dinero y no por relacionamiento amical con M/C o por un inexistente afecto al pueblo argentino.

M/C coadyuvan en la prevalencia del sistema financiero, profundizan la estructura inflacionaria y promocionan la constante de la desprotección que vienen sufriendo desde hace mucho tiempo el trabajo y el capital mediano/ pequeño, genuinamente argentinos.

En efecto, y según el estudio objetivo del sociólogo Eduardo Halliburton, la economía argentina padece de “concentración y extranjerización” ya que “60 grandes corporaciones en el país, de las 60.000 existentes, controlan en forma monopólica todas las actividades económicas: el sector agro, los alimentos, el acero, el aluminio, las telecomunicaciones. Esos grupos controlan todo y, como son monopólicas, regulan el mercado y fijan los precios” (2), siendo sus utilidades cientos de miles de millones de dólares. Dichas ganancias monumentales no quedan en el país sino que son giradas al exterior.

También es necesario resaltar la continuidad en la transferencia de capital a las empresas energéticas que el año pasado (bajo la gerencia/presidencia de Cristina Fernández de Kirchner) ocasionaron el 77 % del déficit fiscal (3).

Para finalizar, sostenemos que en el orden de las variables internas la gerencia M/C probablemente podrá superar contrariedades políticas y sociales (aún las fatídicas) pero con el formato que se está ejecutando no logrará vencer al costo financiero porque la crisis de deuda será ineluctable, como también lo será el canje de deuda por territorio. Encontrándose quizás allí la razón principal del apalancamiento de M/C por parte del Poder Global del Dinero.

Asimismo, recordamos que la Historia nos enseña que imperios antiguos y paganos se valían de líderes funcionales de los pueblos que sojuzgaban pero los utilizaban y cuando ya no les resultaban útiles les dejaban a su “suerte” o “muerte merecida”.

Mala noticia: El Poder Global del Dinero actúa también de la misma manera.

Notas:

1-http://www.idesa.org/informes/1498

2-http://www.sitioandino.com.ar/n/199142/

3-http://www.lapoliticaonline.com/nota/100429-advierten-que-a-mediano-plazo-el-gradualismo-del-gobierno-puede-detonar-una-nueva-crisis-de-deuda/

Septiembre, 2016