Ña Virginia ★★★★

Visité este local por primera vez y es medio raro ya que se trata de un local que ya tiene sus años y está posicionado en el mercado Asunceno y como lo viene haciendo El Bolsi o Lido Bar, es sinónimo de sabor y tradición. Aún así mucha gente desconoce de este precioso lugar que además de servirte unas ricas empanadas te atienden súper bien. Esto es Ña Virginia.

Como vengo diciendo en otros posts, la dieta del paraguayo es básica y si, aquí también sirven unas empanadas impresionantes, ¿Variedad? Las de siempre: Jamón y queso, carne, pollo, choclo, palmito, chilena, cuatro quesos, huevo y mandioca.

En aquella oportunidad me tocó probar la de carne y la de cuatro queso. La de carne, como casi todas las que en mi vida me tocó probar, a diferencia de un picor poco común en cualquier otra empanada. A mi me encanta todo lo que sea y picante. Además de eso, la de carne es jugosa y lleva huevo. La de cuatro quesos se encuentra en el top de las mejores empanadas y no me refiero a la combinación de quesos precisamente. Deben entender que, a una buena empa se lo califica, también por una buena masa, esta tiene una de las mejores.

El pancito estaba 10/10 una masa esponjosa, tuvo buena fermentación y tenía un delicioso sabor y aroma.

Ña Virginia tiene un plus, te sirven además cantidad, las empanadas son medianas tirando a grande, con dos salís bien servido, de precios están ahí nomás, bien, Gs. 6.000 las fritas y las que son al horno cuestan Gs. 6.500 cada una.

El local y la atención

Sillas altas en la barra, al igual que en Lido pero extremadamente incomódas, o al menos la que me tocó. No obstante el local cuenta con un comedor en donde presentan sillas de aspecto confortable. La atención al cliente por parte de los mozos o en mi caso moza, fue buena a pesar de que no había rapidez ni organización y de concentración no hablemos (no escucharon mi llamado un par de veces y me sirvieron una empanada que no correspondía a mi orden) La amabilidad y buen trato contrarestaron lo último mencionado. En mi opinión deberían recibir un poco más de capacitación, no obstante me gustaría pensar que la bella moza que me atendió aquel día es nueva en su puesto de trabajo porque también se la notaba un poco nerviosa encontrandose sola sin poder corresponder a todos, todo el tiempo.

La higiene del lugar es impecable, no conocí el sanitario pero me atrevo a decir que debe estar en buenas condiciones también.

¿Volveré al local? Definitivamente pero la segunda vez, con mi familia. Vayan y prueben, no van a salir descontentos. Están sobre Médicos del Chaco casi Eusebio Ayala.

Prueben además sus otras variedades y después me cuentan.

Cuatro estrellas ★★★★


¡Muchas gracias por leer!

Estoy en Twitter como @DiegoRLicitra y también en Facebook. Seguime.
Si te gustó este artículo, podés compartirlo con tus amigos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.