Gracias, Quizlyse


Hace 12 meses que inicié este post. El más difícil de mi vida. No es que haya escrito mucho desde que inicié esta relación, a la que tanto, y tanto tanto he dedicado. No me arrepiento de nada, de ninguna decisión, de ninguno de los muchos errores cometidos ni de los sueños e ilusiones creados que se han desvanecido. Gracias a ello, he podido aprender lo que no está escrito, valga la redundancia. Había leído muchos libros antes de iniciar esta aventura (La buena suerte, El libro negro del emprendedor, Vivir sin jefe…), pero en la práctica, las grandes lecciones de la vida las tienes que experimentar por ti mismo amigo mío. Estoy tranquilo, sé que lo he dado todo con los conocimientos que tenía, he hecho lo que estaba en mis manos para llevarte a lo más alto. Te he fallado. Lo sé. Pero te prometo que pasarás a formar parte de una historia dónde un éxito mucho mayor está por venir.

Gracias por enseñarme, gracias Quizlyse.
1er logo (2013)
2nd logo (2015)
3rd logo (2016)

Quizlyse, siempre vas a ser mi primer amor empresarial.

En 2013 Quizlyse nació en la incubadora Incubio. Casi nunca lo he contado, pero la idea del proyecto no era mía, era de los fundadores de Incubio, Andrés Manso y Simón Lee. Fueron ellos los verdaderos padre del concepto Quizlyse. Pero de las ganas que tenía de emprender, no sólo me hice con la idea sino que la llevamos a cabo. Nuestra misión era To turn the World to Quiz: desarrollamos una tecnología capaz de transformar contenido digital en preguntas y respuestas. Ello se hacía mediante el Quizlyse Engine: un algoritmo de análisis morfosintáctico, para la generación de preguntas de forma automática, y las respuestas incorrectas se generaban mediante entidades relacionadas a la respuesta correcta. Es decir, que era la leche, vamos. Aclaro lo de morfosintáctico porque a día de hoy no existe un análisis semántico 100% fiable, y si encuentras uno que detecte correctamente la ironía tienes un cheque en blanco ;-) El mayor problema que tuvimos fue que (lección #1) pensamos más en la solución que en el problema, es decir, hicimos más tech (Quizlyse Engine) que resolver problemas reales de nuestros potenciales clientes. A día de hoy, si quieres hacer una empresa rentable, has de solucionar un problema real, luego ya veremos si la solución es mejor o peor, pero primero el problema.

En la historia de Quizlyse hemos conseguido grandes hitos, acuerdos con los medios nacionales más importantes como Atresmedia, Grupo Prisa, Unidad Editorial (Marca), Grupo Godó; también fuimos seleccionados y premiados con 100k€ por la aceleradora europea IMPACT, cerramos una ronda de financiación privada de 175k€…pero todo ello no fue suficiente. (lección #2) Crear 3 modelos distintos en una misma sociedad no es una buena idea. En 2013 iniciamos con un modelo gaming, para ello has de tener más que un partnership con Marca, has de tener recursos para invertir en marketing de adquisición y un equipo de expertos en gaming, analistas, game designer y programadores de videojuegos. No lo éramos, éramos valientes pero no éramos expertos en gaming. Sin capacidad de maniobra (caja) para formar ese equipo sólo te queda que sacar rendimiento al equipo actual y pivotar. En 2015 pasamos de un producto app a tecnología web (más escalable y de desarrollo ágil), ello cambió el modelo de negocio a un Software as a Service. El inicio fue prometedor, varios clientes cerrados, pruebas piloto…pero el target, los publishers, son lentos en cerrar acuerdos y no es que tengan especialmente una economía boyante en la época actual que están. Más bien están sufriendo la transformación digital. Ya para 2016, intentando cerrar acuerdos iniciados en 2015, probamos un nuevo producto que no acabó de ver la luz. Llegó la hora de cerrar.

1er diseño MARCA Quiz

A nivel de anécdotas hay mil…buenas y malas. Una muy buena fue la presentación de MARCAQuiz (app) a MARCA. Recuerdo como si fuera hoy mismo la demo que hicimos en las oficinas de Unidad Editorial en Noviembre de 2013, no sé el día pero sí la hora, las 12am. Después de “vender” el powerpoint en Mayo, ellos esperaban que les presentáramos el juego acabado (o casi) para un inminente lanzamiento. Asistieron el responsable de Marketing Martín Morillo (ahora en Google), Carlos González de Marca Apuestas y Miguel Senovilla Community Manager (ahora responsable de Radio Marca). Mi equipo me explicó la secuencia exacta que tenía que seguir para hacer la demo sin que saltaran bugs, un versión que se sujetaba con pinzas…”primero el PLAY, luego acaba la partida, saltan logros (no toques nada), volver al menú, entra en el ranking, vuelve a la home, entra en la sala de trofeos,…” en fin, que si me equivocaba de botones la aplicación iba a “petar” por todos lados! Presentamos una escopeta de feria digital. Era al todo o nada. Justo nos sentamos en la sala de reuniones, conecto el móvil a la TV de 50'’ y me dispongo a iniciar la demo y…¡pam! La primera en la frente, ¡la app no va! Dos segundos después recibo un mail del responsable de sistemas de la incubadora que está realizando una tarea de mantenimiento…¡justo ahora mismo! En ese momento estaba pensando en si le iba a degollar lentamente o pegarle un tiro entre ceja y ceja cuando vuelva a Barcelona. Llamo al equipo, pregunto qué pasa y frenan la tarea de mantenimiento. Mientras tanto, esos segundos que parecieron horas, estuvimos hablando de fútbol, ¿qué si no? Una vez arreglado el tema, les hago la demo, de forma impecable, y sólo necesitó 5' el responsable de marketing para golpear con los nudillos en la mesa en señal de aprobación. Ya estaba hecho. Momento mágico de satisfacción que se culminó con el equipo a la vuelta en Barcelona.

Qué buenos momentos vividos…¡y qué duros otros! Esos momentos que ocurren en la trastienda, cuando te quedas sólo en la oficina a finales de mes y no sabes cómo vas a pagar las nóminas, lo que nadie cuenta, lo que nos guardamos y, no es que no queramos decirlo, es que duele contarlo. Aún así ha valido la pena, y sin lugar a dudas lo volvería a repetir. Y sin lugar a dudas volveré a hacer.

Para acabar, os doy las gracias a todos aquellos que habéis formado parte de la historia de Quizlyse, colaborando, trabajando, aconsejando, ayudando, diseñando, apoyando, mentorizando, invirtiendo, discutiendo, luchando, abrazando y, sobretodo, disfrutando. Sois muchísimos y no puedo escribir todos vuestros nombres, pero estoy seguro que sabes que es a ti a quién me refiero. No voy a hacer mención especial porque todos habéis sido especiales. Gracias de corazón.

Y lo siguiente que viene es…Blockchain.

Like what you read? Give Diego Torres a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.