The Invitation (2015)

El dolor es difícil de superar, sobre todo cuando llega a tu vida y destruye todo a su paso. El dolor es grande y, muchas veces, cuesta sobreponerse, pero cada uno tiene su método y su forma. Algunos lo logran, otros no. Algunos lo logran, pero con consecuencias. Otros ni siquiera lo intentan. En The Invitation el dolor es una excusa para mostrarnos un mundo demente y extraño, que está plagado de densidad y hábitos complejos.

Wil (Logan Marshall-Green) es invitado, junto a su pareja, a su ex casa por su ex esposa. Ella y su nuevo novio pretenden tener una velada agradable con amigos que no habían visto hace mucho. Dos años. Nadie supo de ellos, se fueron en un viaje a México y volvieron para el reencuentro. Wil sospecha. Algo pasa. Algo va a pasar.

The Invitation es una cinta que, desde sus primeros minutos, lanza mensajes mezclados y densos acerca de sus próximos pasos. Es una película que logra confundir y tensar hasta la más viva de las mentes gracias al sutil uso de las cámaras, a la perfecta música incidental y al ritmo en que se suceden cada uno de los actos.

Personalmente, me encantó, pero me cuesta recomendarla del todo, porque sé que no es un filme de gusto general. No es una travesía fácil de completar y eso se debe, principalmente, a la incomodidad que genera en los espectadores. El guión es tan tenso y denso, que es difícil mantenerse bien sentado y entendiendo todo lo que ocurre en la pantalla.

Si tengo que anticiparles algo, sin contarles gran parte de la trama, es que las cosas se van moviendo y los personajes se confunden. Es raro entender, al comienzo, para dónde va la película, pero una vez que las piezas están bien puestas, es gratificante y satisfactorio ver cómo todo encaja y tiene sentido.

Logan Marshall-Green hace un papel notable y es, básicamente, el eje de la cinta, así que mucho ojo con todo lo que pasa por su mente y la relación con su ex esposa. Todo es complejo y es bastante interesante ir, de a poco, entendiendo el rollo. Atención también con los personajes secundarios. Con los amigos. Con los no tan amigos.

Seguramente, les va a costar un poco digerir The Invitation completamente, pero una vez que lo hayan hecho, no van a poder olvidarla por un buen rato. Sobre todo ese final. Ese gran final.

Publicado originalmente en Walabi.cl

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Diego Huenchur C.’s story.