The Lobster (2015)

El amor es un tema complejo. Es desalmado, desleal, cavernícola y hermoso. Cuesta mirarlo desde afuera, porque, querámoslo o no, todos estamos siendo partícipes. Todos estamos ahí, amando o siendo amados. No hay escapatoria. No se puede huir del amor.

En un mundo donde estar emparejado es obligación, un hombre es llevado al hotel donde debe encontrar pareja antes de 45 días o será convertido en un animal. Las reglas del juego están claras, ahora solo se deben cumplir o enfrentar las consecuencias.

The Lobster es una película original y maravillosa, una cinta que le da un giro a la historia de amor clásica y trata de explicarnos, con una mirada didáctica y metafórica, cómo funciona el mundo del amor, de la soltería, de la obsesión por encontrar pareja y de cómo los códigos establecidos son, verdaderamente, algo irreal e irrisorio.

Acá las reglas están cambiadas y nada funciona como en el mundo real, pero todo es tan certero, que llega a dar un poco de miedo. Cada uno de los inventos de este mundo, son modos que tiene Yorgos Lanthimos, director de la cinta, para ejemplificarnos y hacernos ver que lo que estamos haciendo mientras jugamos al amor, es casi patético. O hermoso.

Estéticamente, la cinta es preciosa y configura de manera perfecta los mundos que existen: el mundo de los renegados, el mundo de los que buscan pareja, el mundo de los emparejados. Cada una de estas diferentes dimensiones tiene su propia configuración, su propia paleta de colores, su propio sentimiento metafórico. Todo calza y es divinamente bello.

Finalmente, esta cinta quiere que reflexiones y que pienses un rato en el modo en que el amor opera, en el modo en que tus relaciones fueron construidas y cómo, incluso sin darnos cuenta, existen códigos establecidos de los que nadie habla.

¿Estás dispuesto a sacrificar tu vida por la de alguien más? ¿Sacrificar tus gustos reales por los gustos de otra persona? ¿Estás dispuesto a cambiar tu vida para adaptarte a la de otra persona? ¿Es necesario? El amor es complejo. Desalmado, desleal, cavernícola y hermoso. Y de eso, precisamente, se trata esta cinta.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Diego Huenchur C.’s story.