Ya no enseñan algoritmos


La filosofía es el algoritmo. Las leyes y normas son meras proyecciones (ejecuciones) instantáneas de ese algoritmo. Inútiles e inoperantes el instante después de su aplicación. El derecho y la economía sin filosofía son un fraude.

Sólo entrando en el despacho de cualquier abogado se puede intuir el despropósito de un sistema que está tan "muerto" como una página web desconectada del servidor. La justicia, 3n vez de reconectar el servidor se dedica a escribir a mano y a ojo el código de cada página web.

El problema de nuestro tiempo es que ya no se enseñan algoritmos para entender conceptos. Sólo reglas y normas desconectadas del servidor que es la filosofía. #ideasenconstruccion

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Manu Arenas’s story.