.NET CORE: Lo nuevo en el mundo .NET

Quiero iniciar esta serie de post cortitos sobre la nueva tecnología que propone Microsoft para la próxima década (más o menos) para nosotros los programadores. Hablo de .NET Core, una nueva plataforma, que es un mix de muy buenas ideas generadas durante la vida del .NET Framework más un conjunto de nuevas características necesarias para los nuevos desafíos de programación y plataformas que el mercado propone.

Pero qué es .NET Core? Es como .NET Framework, pero más “streamlined”, más chico, modular y eficiente. ¿Por qué Microsoft se tomó el trabajo de hacer casi todo de nuevo? Simple: poder ser multiplataforma: la comunidad pedía a gritos .NET on Linux y al parecer la nueva dirección que tomó Microsoft desde que Satya Nadella está al mando empieza a verse en .NET. La modularización que propuso el equipo de trabajo de .NET apunta a separar aquellas partes “dependientes de la plataforma” de aquellas partes independientes de la plataforma. Esto queda claro en el siguiente diagrama de bloques:

Esta modularización trae además una ventaja más: tamaño y precisión en la distribución. Nuget pasa a ser un actor de primera línea en .NET Core, ya que gracias a dicha tecnología obtendremos las librerías necesarias para nuestros desarrollos: si somos lo suficientemente precisos en esto (no elegir librerías “al tun tun”) nuestros desarrollos podrán autocontenerse en muy pocos MBs. (Recordemos que un desarrollo anterior de .NET, si bien era pequeño, requería del .NET Framework instalado en la PC, lo cual eran módicos 4.5GB (!)). Y por si fuera poco, cuando aparezcan actualizaciones en alguna de las librerías, no tendremos que bajarnos un framework entero: Nuget se encargará a través de dependencias de actualizarnos todos los ensamblados necesarios.

Otra característica sobresaliente del nuevo .NET Core es que es de código abierto: bajo licencia MIT, los paquetes del .NET Core pueden obtenerse de GitHub. Quizá uno se pregunta: pero si antes .NET me lo bajaba gratis… ¿en qué me cambia esto? Pensemos en lugares (empresas, gobiernos) donde sólo se pueden implementar desarrollos de código abierto: ahora los programadores Microsoft pueden jugar en esas arenas también, trayendo toda la experiencia previa de .NET.

Por Agustín M. Catellani.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.