Tocaron el timbre de la casa, por un momento pensé en hacerme güey y no abrir ni asomarme, pero pasaron quizá 4 segundos cuando decidí abrir. “Buenas tardes, joven, no es necesario que venga hasta acá, mire, no tengo pa’ comer y ando buscando trabajo. Aquí en la banqueta tiene una yerba, se la quito y le barro, yo traigo escoba y me llevo la basura, ándele, me da las monedas que quiera, déjeme trabajar”

Era un señor mayor, una barba muy larga y totalmente blanca, no recuerdo cómo iba vestido pero sí su mirada, era una mirada de entre pena y optimismo; le dije que sí e inmediatamente subí a buscar dinero. No sabía cuánto pagarle, no sabía si le daba muy poco y se podía ofender o si le daba mucho e igual se ofendía. …

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store