Norman Quijano y Ernesto Muyshondt celebran la victoria de ARENA en las elecciones del 4 de Marzo en El Salvador

Cinco de Marzo, ¿Y Ahora Qué?

Cinco de Marzo, es el día después de las elecciones de alcaldes y diputados para el periodo 2018–21. Los resultados preliminares muestran al partido ARENA como el gran ganador de las elecciones, logrando victorias por las alcaldías de 9 de las 14 cabeceras departamentales, incluida la alcaldía capitalina. Así mismo, según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) a las 3:00 pm, es ARENA quien ha recibido mas votos para llevar diputados a la Asamblea Legislativa con 618,458 votos, seguidos por el FMLN (364,399) y GANA (177,163.)

Pero, ¿qué significa todo esto? ¿Es ARENA ahora el partido más importante en el país? Y lo que es aún más importante, ¿son los políticos tricolor los indicados para velar por los intereses de los salvadoreños? Las respuestas a estas preguntas son un poco más complicadas que un simple si o no, pero es importante, tanto para los ciudadanos como para el partido tricolor, que las contestemos. Es claro que ARENA no es el único partido político en el país, y que tendrá que trabajar con los demás partidos y no seguir polarizando el ambiente político nacional.

¿Es ARENA ahora el partido más importante en el país? 
 
Aun no, pero puede llegar a serlo.

El partido más importante del país es el partido en el poder, esto quiere decir, el partido que ocupa la oficina de la presidencia de la Republica. Si bien es cierto que ARENA parece estar de camino a tener el poder de la Asamblea Legislativa, esto no lo convierte en más que en la oposición principal del partido en el poder. Claro, los resultados de estas elecciones son muy buenos en vistas a las elecciones presidenciales del próximo año, pero el éxito en el 2019 no está asegurado. La realidad de las elecciones de este año es que muchos de los votantes decidieron no darle su apoyo al FMLN y buscaron otras opciones.

ARENA fue la principal opción que muchos de estos votantes eligieron — siendo la otra el voto nulo, lo cual es problemático, pero eso es tema para otro día — pero en el 2019, este fenómeno no se mantendrá ya que muchos de estos votos irán a Nayib Bukele. Si ARENA quiere mantener la tendencia de estas elecciones tendrá que demostrarle a la población que ya no es esa oposición combativa que ha sido durante los últimos casi diez años sino todo lo contrario, están dispuestos a trabajar con quien sea necesario, lo cual incluye al FMLN y GANA, para trabajar para la población. ARENA necesita ser una oposición propositiva, con nuevas ideas de cómo sacar adelante al país si quiere ser considerada de nuevo como una opción viable para la presidencia del país.

¿Es ARENA el partido indicado para velar por los intereses de los salvadoreños?
 
Está por verse

Por el momento parece que la población ha decidido que ARENA si es el partido indicado para velar por nuestros intereses, pero como menciono anteriormente, el partido tendrá poco mas de un año para probar que son capaces de trabajar por el bienestar de los salvadoreños. Esto es algo que deberán de tener muy en cuenta en la cúpula del partido. Si bien es cierto que han sido los claros ganadores de las pasadas elecciones, cabe destacar que tanto ARENA como el FMLN, como los demás partidos fallaron en movilizar a la mayoría de los salvadoreños para que llegaran este pasado domingo a las urnas. Como ejemplo, según el TSE la participación de la población en las urnas rondaba el 33.3% a las 2:30 pm. De igual forma, hubo un porcentaje de la población que, a pesar de haber asistido a los centros de votación, decidieron anular su voto en la papeleta.

Este fenómeno ha crecido exponencialmente en las últimas dos elecciones, y es deber de la clase política, en especial de aquellos que concentran el poder, y la mayor parte de los votos de la población, trabajar de tal forma para crear el sentido de confianza e interés en la política que necesitamos en el país.

Por lo pronto, ARENA ha sido el ganador de las elecciones de 2018, a pesar de los escándalos, denuncias, y demás problemas con el conteo de votos. Es deber de sus políticos el mantener el ímpetu, y construir a partir de esta victoria para poder seguir celebrando en 2019. En cuanto a nosotros los votantes, nuestro deber sigue siendo el de siempre, tenemos que mantenernos vigilantes de lo que hagan los políticos que hemos elegido, no solo para que cumplan sus promesas electorales, sino para finalmente poder disfrutar de una clase política que se preocupe más en ayudar a la población que en aumentarse su salario a fin de año.