Capítulo 9: This is me

Describe tu cuerpo y sus pequeños detalles

Este es el capítulo en que hablo sobre mi cuerpo, sobre detalles que recién voy descubriendo, marcas que pocos conocen y siguen sin ser exploradas, detalles que me hacen ser yo.

Comencemos…


Mi cabello; bastante chino que es casi imposible traerlo decente. Pocos me han visto con este look porque realmente lo detesto, por eso siempre lo llevo planchado o agarrado. Muchos me han dicho que se ve mejor mi cabello así natural, yo sigo pensando que es un desmadre.


Ojos tan grandes que hasta me dan miedo; bendita miopía que me hace ocultarlos tras mis gafas gigantescas.


En mi nariz, del lado derecho una perforación que en ocasiones traigo con una argolla, en otras con un poste que me queda grande llegando a parecer un moco metalizado.


Junto a mis labios, donde se marca la línea de mi sonrisa, se alcanza a percibir una pequeña cicatriz producto de un accidente donde, no se cómo carajos, me encajé un clavo justo ahí.


Mi mano izquierda guarda un lindo recuerdo, un mini tatuaje que me hice con alguien que en su momento fue muy especial. Siempre he pensado que cuando encuentre a ese “alguien” que me llene y me vuelva loca, lo rellenaré en señal de que mi corazón no está más incompleto (aww).


En este mismo dedo pero del lado de la palma, un lunar extraño de color rojo que tiene textura, que según yo y mi memoria no tenía de niña y que no se ni cómo salió.


En mi ante brazo derecho, casi llegando a la muñeca, un reciente tatuaje que me acompañará para recordarme uno de los placeres más grandes que tengo: las aventuras y pasión por viajar y conocer el mundo.


Por debajo de la cintura y a la altura de mi obligo, mi lunar favorito, por que es el único que realmente se nota; tengo otros más pero son muy tenues. Y casi encima de mi lunar una cicatriz redondita producto de la varicela que me dio a los siete años.


¡Huge hips! heredadas de las hermanas de mi papá, en realidad no conozco mujer en su familia que no tenga grandes piernas, caderas y trasero. Lo único que me caga de esto son las leperadas que he llegado a recibir.


Aquí termina este capítulo, esta soy yo y algunos de los detalles que guarda mi piel, seguro que hay muchas cosas más que aun no descubro de mi cuerpo y otras más que mantendré solo para mi.

Esta es la novena entrega del ejercicio anti-poético propuesto por Javier Molinero. I swear I’ll tell nothing but the truth