HOMOPARENTALIDAD, ¿UNA NUEVA OPORTUNIDAD PARA NIÑOS SIN HOGAR?

Querer formar una familia homoparental, es un deseo de varias parejas homosexuales. Hay varios métodos para lograrlo, pero el que trataremos ahora es el de la adopción. El grupo relacionado a estas minorías sexuales es conocido como LGBT, siglas oficiales que designan colectivamente a Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales. Es evidente que todo tema a tratar relacionado con los LGBT resulta controversial e imposible de discutir en muchas ocasiones. Es normal porque ciertamente no es algo totalmente convencional, somos una sociedad llena de prejuicios; entonces no nos debería sorprender. Claro, no lo estoy justificando. No podremos tapar el sol con un dedo, este es un tema que tarde o temprano tendremos que sentarnos a tratar. No emitamos nuestro juicio sin antes investigar y analizar la situación.

Buscamos una sociedad perfecta, conformada por padre, madre e hijos. No podemos si quiera imaginar a una pareja gay con un niño. Pensamos que eso retrasaría nuestra evolución porque aumentaría la tasa de homosexualidad, disminuyendo así la tasa de reproducción. Pero hay muchos niños en la calle que no tienen un hogar y sería muy probable que lo tengan si existiera la posibilidad de ser acogidos por una pareja LGBT.

Inconscientemente somos un tanto egoístas, pensamos en nuestros hijos y en el impacto que tendrían al ver una familia homoparental, pero no pensamos en esos niños que están solos, con frío y lágrimas corriendo en sus mejillas por no ser parte de un hogar.

Por ejemplo, estos son los requisitos que deben cumplir los aspirantes a padres en el Ecuador:

° Ser legalmente capaces.

° Ser mayores de 25 años.

° La pareja debe ser heterosexual y estar unida, no necesariamente en matrimonio, por más de tres años.

° Tener salud física y mental adecuada.

° Disponer de los recursos económicos indispensables.

° No registrar antecedentes penales por delitos sancionados con penas de reclusión.

Y entonces mi pregunta es, si una persona cumple todos los requisitos excepto el de ser heterosexual ¿Le quitaremos el derecho de ser padre o madre y la posibilidad de que un niño tenga un hogar?

No son pocos los países que han aceptado la homoparentalidad, aquí te muestro una lista:

• Holanda

• Suecia

• Estados Unidos (no todos los Estados) Aquí puedes ver en la Corte, un chico criado por una pareja de Lesbianas defendiendo la homoparentalidad: https://www.facebook.com/pridesstuffL/videos/1492126671090520/

• Canadá

• México

• Colombia

• Argentina

• Uruguay

• Chile

• Brasil

• Dinamarca

• Nueva Zelanda

• Sudáfrica

• Reino Unido

• Francia

• Alemania

• Bélgica

• Islandia

• Luxemburgo

• Israel

• Irlanda

• Portugal

• España

• Andorra

• Austria

• Países Bajos

• Malta

• Islandia

• Noruega

• Escocia

• Groenlandia

(Por cierto, la palabra homoparentalidad fue recientemente aprobada por la RAE)

Existen tres tipos de adopción en los países previamente mencionados:

• Same-sex couple; dos personas del mismo sexo, ya sea en unión libre o casados

• Step-child adoption; cuando una persona adopta al hijo de su pareja.

• Adoption by single LGBT person; vendría a ser madre o padre. LGBT soltero.

Ahora, analizaremos ambas posturas, a favor y en contra:

A FAVOR

• Como humanos, tienen derecho a una familia y a la libertad de amar.

• Varias parejas homosexuales pueden ser tan estables como una heterosexual.

• Hay cientos de niños viviendo en orfanatos donde no reciben la atención necesaria, donde no saben lo que es un hogar.

EN CONTRA

• La frecuencia de depresión, ideas suicidas, alteraciones del comportamiento y abuso de alcohol y drogas es mucho más frecuente entre las parejas homosexuales que las heterosexuales.

• Puede que los niños con padres homosexuales, se conviertan en el objetivo de burlas.

• La sexualidad de los padres podría influir en la de sus hijos.

No podemos generalizar que todos los LGBT son promiscuos e inestables o que todas las parejas heterosexuales sean buenos padres. Es algo que depende de muchos factores. Pensar que la sexualidad de los padres pueda definir o influir en la de sus hijos, puede resultar un tanto contradictorio porque la mayor parte de la comunidad LGBT proviene de una familia hetero, y eso no influyó en su orientación sexual. Entonces, ¿por qué debería influir en está situación?

Otro punto a tocar es que hay muchas probabilidades que los niños de hogares homoparentales sean víctimas de burlas y de bullying, pero analicemos que esto solo cambiará si nosotros como padres y hermanos mayores hacemos algo al respecto. Dejemos esa tradición de prejucios, empecemos una crianza y educación tolerante, que esté basada en valores; sobretodo el respeto, para poder así avanzar como sociedad. Todo esto es un cambio que viene de la mano con el desarrollo económico y social de un país.

¿Qué es preferible?, un niño viviendo en condiciones precarias a causa del abarrotamiento de los orfanatos o un niño con padres LGBT, una familia distinta a la convencional, pero con estabilidad y amor para dar.

Si en unos años, tu hijo que ya es un profesional, que tiene estabilidad económica, buenos principios y ética admirable, se acerca a ti y te dice que es LGBT, ¿le dirías que no puede ser padre porque es gay? ¿A pesar de que ese es su deseo más grande? ¿Le privarías de ese derecho aún sabiendo como es y que sería incapaz de hacerle daño a una criatura?

Esa pregunta me la hicieron hace unos días y no me la puedo sacar de la cabeza, ahora te la hago a ti y te invito a que reflexiones conmigo.