Rigoberta Menchú

Pequeña biografía

Rigoberta Menchú nació el 9 de julio de 1959 en un municipio chico de Quiché llamado Uspatán. Ella desde niña tuvo que trabajar debido a su situación económica porque su familia era muy pobre. Desde joven ella conoció la discriminación, el racismo y la explotación a los que eran sometidos miles de indígenas pobres.

Rigoberta Menchú de joven

Ella tuvo una vida de joven muy difícil ya que estuvo presente en la muerte de su hermano por los militares que querían echarlos de sus tierras. Su padre murió quemado en la Embajada de España en Guatemala junto con otras personas queriendo protestar sobre la situación de los indígenas. A su madre la secuestraron, torturaron y asesinaron por un grupo de paramilitares de derecha.

Debido a esto y otras razones, ella se refugió en México a los 21 años. Al siguiente año regresó a Guatemala pero tuvo que regresar rápidamente a refugiarse a Nicaragua y después otra vez a México.

Rigoberta, debido a su labor y luchar por la justicia social que merecían los indígenas, ganó el premio Nobel de la Paz en 1992. Con los recursos financieros que recibió de este reconocimiento, creó la Fundación “Rigoberta Menchú Tum” en Guatemala y oficinas en la ciudad de México y Nueva York. También ganó el Premio Príncipe de Asturias en 1998.


Durante el conflicto armado habían muchas personas refugiadas en México. Rigoberta Menchú estuvo apoyando a esa gente que estaba en este refugio y estuvo trabajando a favor de los derechos de estas personas, es decir que estuvo muy activa, en México más que todo. También estuvo presentando y denunciando la situación en la que estaban ellos a la comunidad internacional. O sea, ella quería visibilizar el problema entonces creó en México una campaña muy fuerte a favor de la gente refugiada ya que estas personas perdieron sus tierras, algunas perdieron todo, incluyendo a miembros de su familia. La comunidad que da el Premio Nobel, decidió entregarle a Rigoberta este premio porque ellos querían dárselo a alguien que tuviera que ver con el descubrimiento, porque 500 años atrás se había descubierto América y entonces había que dárselo a un indígena y pensaron en un indígena que estuviera muy fuerte en el tema de la paz. Entonces coincidieron estos requerimientos porque ella era una mujer indígena que estaba luchando a favor de los derechos de los pueblos indígenas.


Opinión personal

En mi opinión, Rigoberta Menchú, no es una heroína pero sí merece haberse ganado el Premio Nobel. Muchas personas dicen que ella no lo merece porque dicen que ella no hizo nada a favor de los indígenas pero ella hizo algo que nadie se atrevió al principio de esos tiempos, que fue contar la situación en la que los indígenas estaban. Pero ¿en serio le dieron a alguien un premio Nobel por el hecho que simplemente contó su situación? -Sí. Ella a pesar de que era mujer, indígena y sin dinero, dio el primer gran paso para aceptar todas las masacres que hubieron en Guatemala, y gracias a este paso, ya se han atrevido más persona. Otra cosa que le molesta a muchas personas es que como ella gana mucho dinero gracias a los europeos, dicen que ella lo usa solamente para sus bienes. ¿Acaso no puede una mujer indígena tener mucho dinero y usarlo para ella? Esta gente espera a que gaste todo su dinero en los indígenas, pero ella los ayuda su manera, defendiéndolos y representándolos en la ONU. Personalmente creo que ella pudo haber hecho mejor otras cosas, pero en vez de eso, ¿Por qué no simplemente dejamos de alegar por lo que no hizo y hacer nosotros lo que creemos que a ella le faltó?

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.