tantos años de escuela para prender a conjugar verbos

De repente tienes un hijo y ya no sabes que es futuro ni que es presente y solo estás seguro de lo que fuiste en el pasado antes de que el naciera.

Es presente continuo, ya no hay futuro, creo que es mejor decir qué hay esperanza.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated enrique reyes’s story.