Desinformación y Contrainformación. La CIA asesinó a Chávez.

Desde mi escritorio.

«La política es el arte de impedir que la gente se meta en lo que sí le importa.»

“Desinformar”, según el diccionario de la RAE, significa: (1) dar información intencionadamente manipulada al servicio de ciertos fines; y (2) dar información insuficiente u omitirla. El Portal de Google, la hegemonía mediática, la contrainformación alternativa del régimen y hasta los medios no vinculados al gobierno, han difundido un Post donde según la Agente 007 italiana, Mary Pace en una entrevista realizada en Italia, habría asegurado que la CIA había intentado asesinar dos veces a Chávez. Alcanzó su objetivo induciéndole un cáncer mortal con un equipo CSX4000 de radiaciones continúas. (http://vamosvzla.com/imperdible-ex-agente-inteligencia-italiana-revelo-lo-provoco-muerte-chavez/).

Cuando leí el artículo en La Iguana, olí algún montaje raro del chavismo fraudulento, desinformación pura y dura, sin esquinces, muy a pesar que el artículo en cuestión había sido publicado en Aporrea, la Iguana fue el ventilador de la dispersión de la ‘mentira’ que la 007 italiana ufana del resultado en Venezuela colgó en Facebook. Los hackers, troles y Bot del régimen convirtieron las redes en papagayos con buen viento que encontraron eco en páginas Web, Blogs, Revistas Flipboard, Instagran, G+ y pare de contar. (http://www.booksprintedizioni.it/public/libri/anteprima_incazzata_nera.pdf)

Es necesario destacar que Mary Pace, “La Iene”, a quien atribuyen. el acierto, es una fuente real, con un CV importante, “es periodista”, escritora de varios libros y hay que resaltar que es una ex agente de los Servicios de Inteligencia italianos. Se dice que un ex expía moribundo, del cual ella es albacea de sus secretos, le comunicó antes de morir la localización de Bin Laden a los servicios secretos de Obama; entonces surge la gran pregunta, si la información del terrorista valía 25 millones de dólares cuanto valía o vale la prueba que la CIA inoculó el cáncer a Chávez. El significado geopolítico y geoeconómico de dicha prueba supera con creces la cantidad, el efecto y los resultados mediáticos y políticos de la muerte de Bin Laden. (https://www.vice.com/it/article/denunciamoli-tutti-a9n1)

Mary Pace era una jovencita cuando fue reclutada en 1968, tenía entonces 18 años. Pero la señora, hoy de la tercera edad, es. más célebre aún. por haber demandado al Gobierno de USA por 25 millones de dólares, por haber facilitado las coordenadas donde se encontraba enconchado. Según ella, esta fue la información que permitió la muerte de Osama Bin Laden, o como eufemísticamente se dice en estos días, dado de baja. (http://www.congedatifolgore.com/it/personaggi-mary-pace-tiene-corsi-di-intelligence-ha-citato-la-cia-per-avere-la-taglia-su-ben-laden/)

Entrando a la materia, algunos desinformados tienden a confundir los términos “contrainformacion” -dándole incluso vinculación a lo militar- como asociado de la contrainteligencia, y restándole la importancia que tiene para el control ciudadano de la verdad y transparencia de los medios, sus formas y especialmente, contenidos en una realidad tecnológica de insospechadas dimensiones que puede llegar hasta la manipulación de procesos políticos (Brexit, Trump, Cambridge Analytic) e incluso va más allá de lo político o mediático hasta convertirse en un proceso de búsqueda de mercenarios de la payola 2.0.

Hoy, en los medios de comunicación se hace una gran referencia al instrumento o forma del contenido por el cual se realiza el acto comunicacional. En esta materia, los rusos a través de Sputnik han montado una trama de desinformación de primera, incluida en la trilla de las cableras nacionales. RT es una cadena global rusa, que camufla la desinformación y desinformacion, e influye por medio de links asociados a Bots a las campañas donde Putin tiene intereses. (https://mundo.sputniknews.com/spanish_ruvr_ru/news/2013_05_28/Osama-bin-Laden-se-ha-inmolado-5167/)

La manipulación y deformación de la información, su tergiversación y cargas estimulantes de odio y conformidad son elementos de las técnicas de control que sin rubor aplican los extremos facho-bolcheviques, en todas sus versiones con sus respectivos objetivos, filtros y sesgos. La mentira como política de estado es Soft War. Ha estado presente en Venezuela desde el primer día de estos 18 años. Como decía Goebbel: “los ministerios más importantes son el de Propaganda y el de Guerra, ambos han padecido la tiranía de la ignorancia, pero hay cientos de muertos en su cuenta”.

Es completa, mutatis mutandis, la concepción de Shultz y Godson sobre la desinformación como política de estado, especialmente del Estado cubano en Venezuela: «Información deliberadamente falsa, incompleta y errónea, diseñada para engañar y desorientar a las autoridades gubernamentales y no gubernamentales y/o los medios de comunicación social para manipular personas o grupos predeterminados para que crean la falsa información y, en consecuencia, actúen en interés de la nación que lleve a cabo la operación». Colofón: aquí no hay presos políticos, ni corrupción, ni inseguridad, ni hambre. Vivimos en un paraíso democrático donde los pranes de la Asamblea Nacional tratan de sabotear “la Paz del Comediante Eterno”.

De lo anterior podemos concluir que, la contrainformación no se «relaciona dialécticamente con lo alternativo sino que corre por otro carril,» refiriéndose a una interpretación política del mensaje oficial, capaz de provocar relaciones y formas comunicativas y no meramente informativas, aceptando como premisa de análisis que es sumamente difícil por el estricto régimen discrecional que ejerce el poder cuando no hay Estado de Derecho una ofensiva que anule los efectos de ese poder, que además está armado. La Corporación Maneiro es una forma de censura y desinformación, producto de la represión. Ejemplos nuevos y viejos sobran: RCTV, Infobae, CNNes, y un espectro radioeléctrico lleno de cadáveres o al servicio de la tiranía.

Los regímenes totalitarios tienen una dependencia obligada de políticas de desinformación, que le lave la cara afuera e infunda pánico o mimetice la verdad adentro y se proyecte hacia afuera. Cuando hay un Estado Malandro y rico, su financiamiento, organización, planificación y puesta en práctica depende de factores internos y externos. Hay varias oleadas de intelectuales, artistas, deportistas, y piratas del turismo político que se prestan de tramoyeros caros en nombre del socialismo, los Ramonet, Sean Penn, Maradona, las Evas Golinger son una cohorte de mercenarios que contribuyen a la desinformación como agentes encubiertos de la pantalla del televisor, la prensa y las redes, al ahogar la verdad, apoyando al régimen.

Con el Poder Mediático y de la Armas es muy fácil la disuasión, hay un estado permanente de guerra hertzianas con un mensaje monocorde, se busca la desesperanza como condición y estado. Siempre listos en la hegemonía que garantiza el poder omnímodo y la no separación de poderes con el apoyo de los fusiles y bayonetas; todo es mentir, ocultar, falsear, o tergiversar la realidad, se fabrica la verdad al servicio del hegemon y su corte, la verdad no es más de un millón de venezolanos comiendo de la basura, sino 36 millones bien alimentados con las bolsas CLAP,

Desinformación, como dijo Galdón es “la ausencia de verdadera información o de información verdadera” adornada, en un régimen que no se caracteriza por su conocimiento y capacidad, con un saber empírico, de libros de autoayuda, «superficial y fragmentario, o falso y equivocado, o inane y vacío, o insignificante e irrelevante, lo que hay es desinformación.”

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.