Blockchain: aplicaciones y riesgos

Blockchain se ha posicionado entre las tecnologías con más seguidores y con perspectivas de futuro [1]. La tecnología sobre la que se erige bitcoin y otras crypto-currencies se engloba dentro de los distributed ledgers [2]. Esta tecnología no es completamente nueva y tiene sus antecesores en sistemas de transacciones concurrentes, sistemas P2P, encriptación y sistemas distribuidos [3][4][5]. Este texto se centra en los casos de aplicación y los potenciales riesgos que puedan hacerse realidad de no crear las regulaciones y el pensamiento crítico necesarios.

Blockchain se compone de bloques digitales encriptados que son objeto de transacciones entre miembros de una red. Cada transacción queda registrada y validada por miners y pasan a formar parte de una cadena inalterable de bloques digitales encriptados. El tipo de arquitectura y distribución de los miners y el tipo de entidades digitales de cada transacción definen la arquitectura del ledger. Lo que nace siendo una manera eficiente de gestionar transacciones computacionalmente ha dado lugar a una tecnología sobre la cual muchos tecnólogos y expertos de otros sectores esperan se puedan construir nuevas economías [6] e inclusos sistemas de gobierno [7].

Blockchain tiene dos grandes novedades que han hecho que su uso tenga un gran impacto en la sociedad y se prevea una mayor penetración en el futuro cercano. Por un lado, la irreversibilidad de los estados dentro de la cadena de bloques digitales, lo que ha permitido crear sistemas de transacciones con valor monetario [8]. Por otro lado, la novedad en el uso de los ledgers es que el valor de los bloques viene dado por el consenso de los miembros de la red, que puede ser pública o privada. El impacto de una red basada en blockchain, sin embargo, puede expandirse si se conecta y pasa a formar de sistemas existentes ampliando su valor legitimador como el mercado bursátil o el funcionamiento de bancos y entidades financieras. De momento, bitcoin y otros crypto-currencies, además de tener sus limitaciones tecnológicas y teóricas [9], han generado grandes expectativas y fortunas en el sector bursátil más que suponer un cambio real hacia economías más justas y sostenibles.

No sólo se ha visto el gran potencial financiero y monetario de blockchain. Más recientemente, se han ideado y creado nuevas aplicaciones de blockchain con un gran potencial para sistemas organizativos y de gobierno, pero que a la vez pueden suponer importantes riesgos:

  • Identidades digitales: la identidad puede ser gestionada de manera digital [10][11] a nivel internacional, lo cual puede suponer una revolución para el turismo, el mercado laboral o la gestión de la identidad de refugiados o inmigrantes, pero a la vez puede suponer un riesgo para la seguridad y libertades.
  • Sistemas de reputación: la reputación dentro de sistemas de economía colaborativa ha supuesto nuevos modelos de negocio en los años recientes (e.g. airbnb, carpooling, etc). El uso de blockchain puede generar un sistema reputacional fruto del consenso que supongan una alternativa a la confianza humana, con todo lo que ello puede conllevar [12].

No es difícil ver que potenciales clusters dentro de una red pueden acumular mucho poder e influir de manera significativa en el estado de la red y por tanto en las personas que directamente o indirectamente forman parte de ella, pero ¿qué ocurre si esto además es irreversible? Hablamos de cambios irreversibles en la reputación o pruebas de identidad de personas, empresas y sociedades, ¿es eso lo que necesitamos para avanzar hacia una sociedad sostenible y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible? ¿cómo se puede gestionar y anticipar los posibles riesgos?

Una consecuencia es que que blockchain pueda servir para hacer más realista ciertas ideologías, pensamientos populistas y cambios irreversibles en procesos acumulativos económicos [13]. Es necesario también prever posibles lobbies de grupos poderosos a nivel internacional y cómo puede afectar a los estados democráticos y espacios de política internacional. Diversos grupos radicales pueden encontrar en blockchain un aliado para promover ideales políticos y cambios sociales.

Además de las vertientes de gobierno y la económico-financiera, blockchain es una promesa para modernizar y automatizar multitud de procesos cotidianos de diferentes sectores: salud, recursos básicos, justicia, retail o energía. Por ejemplo, la unión de Blockchain con el Internet de las Cosas es, potencialmente, una forma de hacer más eficiente el uso de tecnología a nivel mundial de manera programable [14]. El uso de lenguajes declarativos [15] pueden automatizar procesos y dotar de inteligencia a las redes de provisión de recursos básicos en todo el mundo.

En definitiva, se pueden identificar algunas claves para que blockchain pueda convertirse en una herramienta útil para la sociedad y no en una amenaza real:

  • La autogestión de las redes de blockchain para asegurar representatividad e igualdad en los procesos de legitimación.
  • Las interfaces y catalizadores de blockchain dentro de la sociedad que permitan que el consenso de redes privadas y sin regulación puedan transmitir e impactar en la sociedad.
  • Las escalas y alcances temporales y espaciales en las que la irreversibilidad de blockchain puede tener efecto.
  • Las propiedades emergentes que pueden darse en un mundo interconectado a través de blockchain. Por ejemplo, blockchain pueda dar lugar a redes resilientes, pero a también a redes más rígidas que den lugar a desigualdades insalvables.
  • El perfil profesional y el mercado laboral que puede darse en el futuro dentro de un mundo mucho más automatizado, además de crear espacios para nuevos modelos de negocio
  • La huella digital, ambiental y socio-económica que la implantación de blockchain puede suponer en cada sector [16].
  • Realizar análisis de impacto a través de los flujos de datos generados por blockchain por agencias especializadas y medir su contribución a la agenda de sostenibilidad.

Referencias

[1] https://www.blockchain.com/

[2] https://en.wikipedia.org/wiki/Distributed_ledger

[3] Nakamoto, S. (2008). Bitcoin: A peer-to-peer electronic cash system.

[4] KOSBA, Ahmed, et al. Hawk: The blockchain model of cryptography and privacy-preserving smart contracts. En Security and Privacy (SP), 2016 IEEE Symposium on. IEEE, 2016. p. 839–858.

[5] Kamvar, S. D., Schlosser, M. T., & Garcia-Molina, H. (2003, May). The eigentrust algorithm for reputation management in p2p networks. In Proceedings of the 12th international conference on World Wide Web (pp. 640–651). ACM.

[6] Swan, M. (2015). Blockchain: Blueprint for a new economy. “ O’Reilly Media, Inc.”.

[7] https://www.technologyreview.com/s/609583/why-blockchains-are-poised-to-end-the-password-era/

[8] Grinberg, R. (2012). Bitcoin: An innovative alternative digital currency. Hastings Sci. & Tech. LJ, 4, 159.

[9] EYAL, Ittay; SIRER, Emin Gün. Majority is not enough: Bitcoin mining is vulnerable. En International conference on financial cryptography and data security. Springer, Berlin, Heidelberg, 2014. p. 436–454.

[10] Zyskind, G., & Nathan, O. (2015, May). Decentralizing privacy: Using blockchain to protect personal data. In Security and Privacy Workshops (SPW), 2015 IEEE (pp. 180–184). IEEE.

[11] https://www.getsmarter.com/career-advice/wp-content/uploads/2017/07/mit_blockchain_and_infrastructure_report.pdf

[12] Resnick, P., & Zeckhauser, R. (2002). Trust among strangers in Internet transactions: Empirical analysis of eBay’s reputation system. In The Economics of the Internet and E-commerce (pp. 127–157). Emerald Group Publishing Limited.

[13] MARX, Karl. El capital: crítica de la economía política: libro primero. Siglo Veintiuno, 1975.

[14] https://retina.elpais.com/retina/2017/07/13/tendencias/1499945987_724507.html

[15] Pastor, D., Raimond, Y., Abdallah, S., & Sandler, M. A Logic-Based Framework for Digital Signal Processing.

[16] https://www.weforum.org/agenda/2017/12/bitcoin-climate-textbots-at-war-and-other-top-stories-of-week

David Pastor-Escuredo

Written by

Data Scientist: Literacy, Development, Resilience, Climate Change, Humanitarian Action. Life Scientist & Biomedical technology. Philosopher. Musician. LifeDLab.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade